20 de enero de 2019

Nacionales 10/01/2019

Migrar, trabajar o robar: las mentiras de la Ministra y muchos medios

Cifras inexactas y xenofobia

El director de Especialización en Migración, Asilo y Derechos Humanos de la Universidad de Lanús, y ex vicepresidente de la Comisión de Seguimiento de la Implementación de la Convención Internacional de protección de los Trabajadores Migrantes de las Naciones Unidas, Pablo Ceriani Cernadas, refutó no solo las cifras sobre inmigrantes y delitos que difundió la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, sino cómo los medios reflejaron esa información.

Lo hizo en Twitter cuyos conceptos rescatamos aquí para abonar una discusión que debe aportar a un criterio justo en torno al tema y rechazar cualquier tipo de actitud xenofóbica:

"Comparto un hilo sobre la responsabilidad de medios de comunicación en la invención y propagación de una realidad tergiversada sobre la inmigración, contribuyendo así a la xenofobia y a la legitimación de políticas que restringen derechos y promueven desigualdad.

La Ministra de Seguridad (Argentina) aludió a que las personas extranjeras eran el 20% de todos los detenidos del país. Si bien se refería en principio a datos de delitos asociados a drogas, en varias oportunidades el gobierno difundió esa cifra, a pesar de ser incorrecta.

En realidad, con relación a la totalidad de personas detenidas en Argentina por toda clase de delitos, el porcentaje de extranjeros llega cerca del 6%, el cual casi no ha variado desde 2002 hasta la fecha. El 20% es únicamente una mirada recortada sobre ciertos delitos (federales).

Otra distinción importante es que un amplio porcentaje de ese 6% no corresponde a inmigrantes que residen en el país, sino a personas extranjeras detenidas en ámbitos fronterizos -por ejemplo-, al estar vinculados a redes de narcotráfico u otros delitos transnacionales.

De ahí que, cuando hablamos de inmigrantes, ese 6% es considerablemente menor. De ahí que el porcentaje real de inmigrantes detenidos por delitos sería proporcionalmente menor al 5% de población migrante respecto del total de habitantes en el país.

Sin embargo, casi la totalidad de los medios de comunicación, salvo pocas excepciones, difundió la noticia con un título como: "El 20% de las personas presas son extranjeras". Se reprodujo automáticamente una estadística recortada, transmitiendo así una realidad tergiversada.

Casi ningún medio incluyó el dato correcto (6%), ni otros datos que hubieran reflejado apropiadamente la realidad. Ninguno se preocupó por ir más allá y analizar con detalle si son inmigrantes o personas extranjeras que no habitaban en el país, a pesar de ser un matiz importante.

La (errónea) noticia entonces recibida masivamente es que 1 de cada 5 personas presas es "extranjera" o "inmigrante" (se usan como sinónimos, otro error). El impacto en quien recibe la noticia es claramente diferente del que podría ser si se reflejara adecuadamente la realidad.

Ese impacto repercute en muchas esferas sociales y políticas, individuales y colectivas y, lo que es más grave, en propuestas y reformas de políticas. Es decir, en cómo el Estado decide tratar a parte de nuestra sociedad (que nació en otro país, nada más).

Entonces, el 99,9% de los inmigrantes, que no están detenidos por ningún delito (ya que el 6% al que hice referencia representa el 0,1% de la totalidad de inmigrantes), es parte de ese colectivo al que se le atribuye incorrectamente una alta participación en la criminalidad.

Es urgente un debate serio sobre la responsabilidad social de los medios de comunicación en materia migratoria. Igual de importante es que partidos políticos y gobierno sean responsables en mensajes transmitidos a la sociedad sobre la inmigración, especialmente en tiempos de crisis y años electorales".

FUENTE: mdzol.com


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo