14 de agosto de 2022

Locales 17/09/2021

"Nadie gana o pierde una elección en las vísperas"

De Carlos Antonio Gorosito

"La crisis política del oficialismo no debe ser una crisis de estado. Debe resolverse con la responsabilidad política del oficialismo. La oposición debe cooperar sin echar leña al fuego. El presidente no es un "okupa". Está legítimamente elegido. Pero parafraseando a Ortega y Gasset diré: "Señor presidente, a las cosas", expresó Carlos Antonio Gorosito.

"En todos los países del mundo suceden periódicamente crisis políticas. En nuestro país desde los tiempos fundacionales hemos tenido recurrentes crisis políticas. El dato significativo es que este año los argentinos celebramos 38 años ininterrumpidos de democracia, un valor en sí mismo. La vigencia de la democracia no significa de ninguna manera que a quienes nos ha tocado gobernar en todos los niveles lo hayamos hecho bien. El desafío es siempre gobernar bien para resolver los problemas de la gente, ese desafío no es de la gente sino de quienes son elegidos para gobernar y representar al pueblo. Los gobernantes y los representantes no provienen del 'Paraíso' surgen de nuestro pueblo. Quizás en algún momento le podríamos dar la razón al filósofo de Güemez en aquello de 'estamos como estamos porque somos como somos'. El domingo 12 de septiembre se realizaron en nuestro país las PASO (elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) las mismas tuvieron por objeto definir quiénes serían los candidatos para las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre en sus distintos niveles. En el caso de los partidos que tenían dos o más listas de candidatos con su voto eligen a una de ellas, en el caso de los que tenían una sola lista se producía la ratificación de la misma. Quienes ingresarán a partir del 10 de diciembre del corriente año a los Concejos Deliberantes, Legislaturas Provinciales y Congreso Nacional serán los representantes que resulten electos en noviembre. Hasta aquí las PASO han funcionado además de la elección de candidatos en algunos casos y la ratificación en otros como una gran encuesta. De repetirse más o menos los mismos resultados de las PASO el oficialismo (Frente de Todos) perdería nuevamente las elecciones en la mayoría del país y el resultado de noviembre reflejaría la composición de los distintos cuerpos legislativos. Pero nadie gana o pierde una elección en las vísperas, hay que esperar hasta noviembre. El resultado de las PASO del domingo ha producido una crisis política en el oficialismo que se ha exteriorizado con mucha fuerza. Los argentinos todos esperamos que la crisis política del Frente de Todos no se transforme en una crisis institucional tal como ha dicho el ex diputado Federico Storani. Es responsabilidad del oficialismo superar la crisis política y no institucionalizarla. Y es, al mismo tiempo, responsabilidad de todos los sectores de la oposición contribuir desde el rol que también le ha asignado la sociedad ayudar a superar la crisis política sin echar "leña al fuego". Los argentinos nos debemos enfocar en procurar resolver los temas trascendentes del país: cómo contribuimos a terminar con la pobreza, cómo llevamos la inflación a índices razonables, cómo seguimos enfrentando la Pandemia sin partidizarla, debemos abordar la Pandemia como una de las políticas de Estado, cómo garantizamos que haya la mayor cantidad de días de clases y además presenciales durante el año lectivo, cómo destinamos más y mejores recursos en educación y salud,cómo mejoramos en términos reales los ingresos de nuestros jubilados, cómo fomentamos la producción y el trabajo digno para que los planes asistenciales tenga razón de ser solamente en casos excepcionales, cómo terminamos con la corrupción endémica, cómo garantizamos la independencia de las justicia y un sinnúmero de etcéteras. Todos hemos cometido errores y nos equivocamos me refiero muy particularmente a los que tienen y hemos tenido representaciones populares y actuamos en política. Es obvio que en una sociedad tenemos visiones distintas de cómo resolver los problemas del país, de una provincia o ciudad. Se puede participar de la vida comunitaria todos los días y de diversas maneras pero el día de los comicios los ciudadanos ejercemos uno de los más importantes de nuestros derechos y obligaciones cívicas: el del voto. El día de las elecciones elegimos a quienes consideramos que pueden ser nuestros mejores representantes, premiamos a quienes entendemos que hicieron las cosas bien, castigamos a los que consideramos que hicieron las cosas mal, efectuamos llamados de atención o amonestamos a nuestros representantes. Podemos ser elegidos o no en caso de ser candidatos. En definitiva el pueblo con su voto es el único soberano. Una vez elegidos lo representantes se puede acordar o pactar un programa de gobierno. Ello ocurre en muchos países del mundo. Es una verdad de Perogrullo pero insisto, los gobiernos se ponen y cambian únicamente por el voto popular. Cada turno electoral es una oportunidad para expresarnos, para hacernos escuchar. En la Argentina de hoy tenemos que esperar la expresión del pueblo el próximo 14 de noviembre para saber cómo quedan integrados definitivamente los cuerpos legislativos en sus distintos niveles a partir del 10 de diciembre. Ante la situación que estamos viviendo es preciso decir una vez más que la responsabilidad exclusiva y excluyente de formar los gabinetes son del Presidente, de los Gobernadores y los Intendentes, ellos sabrán a quienes consultan o no y se atendrán a las consecuencias de sus decisiones. La renuncia de los funcionarios siempre deben estar a disposición de quién los designa y quién lo designa es quién determina la duración en sus cargos. Los cargos que son productos de acuerdos políticos cesan cuando terminan los acuerdos políticos. Hoy el Presidente de la Nación y el oficialismo deben cumplir con su rol y la oposición con el suyo. Siempre recordando que el país está ante todo. Es una obviedad también decir que el Señor Presidente de la Nación no tiene el liderazgo del espacio político que lo designó candidato a Presidente. Pero también es una obviedad decir que el doctor Alberto Ángel Fernández primero fue elegido por su espacio político como candidato y luego por la voluntad popular en el año 2019 como Presidente de los argentinos, por lo tanto no es un 'ocupa' u 'okupa' de la Casa Rosada y tiene mandato hasta el año 2023. Ése será el año en que el pueblo ratifique al actual oficialismo o produzca un cambio, no antes. La hora actual implica una gran responsabilidad de quienes ostentan la representación popular. José Ortega y Gasset visitó en algunas oportunidades nuestro país y dictó una serie de conferencias que permitieron que se publicará luego el libro Meditación del pueblo joven, en el que pueden leerse estos párrafos: '¡Argentinos! ¡A las cosas, a las cosas! Déjense de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos. No presumen ustedes el brinco magnífico que dará este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal'. Digámonos entonces a nosotros mismos: 'argentinos a las cosas', digámosle al doctor Alberto Ángel Fernández: 'Señor presidente a las cosas'. 

Carlos Antonio Gorosito, Intendente Municipal (1991-2015) Presidente del Comité de la provincia de Buenos Aires de la UCR (2005-2007) 

Saladillo, 16 de septiembre de 2021.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo