20 de junio de 2024

Nacionales 25/02/2023

"Nos hundiste a todos": los rugbiers se agarraron a trompadas en la cárcel

Los rugbiers increparon a Máximo Thomsen. Matías Benicelli y Ciro Pertossi serían trasladados a Campana.

Los ocho rugbiers condenados por el crimen de Fernando Báez Sosa se agarraron a trompadas en el patio del Pabellón 6 del penal de Melchor Romero, donde permanecen detenidos. "Nos hundiste a todos", lo increparon a Máximo Thomsen, el autor de la patada mortal contra Fernando. 

"Ellos tienen sólo tres horas autorizadas para salir al patio, porque no los cruzan con los otros presos. Están ellos solos. Hubo una pelea. Se empezaron a putear y se fueron a las manos. La ligó Thomsen y uno le gritó que los hundió a todos", contó una fuente del Servicio Penitenciario.

La grieta se dio puntualmente entre los cinco condenados a perpetua -

Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Enzo Comelli, Matías Benicelli y Luciano Pertossi, los cinco condenados a perpetua, mantienen un fuerte enfrentamiento con Blas Cinalli, Lucas Pertossi y Ayrton Viollaz, los tres rugbiers que recibieron un pena de 15 años de prisión: "Están re calientes y encima no tienen plata", dijeron autoridades del penal

Tras el juicio en Dolores, el grupo de los rugbiers se quebró y algunos quieren cambiar de abogado. Las críticas apuntan a la defensa grupal que hizo Hugo Tomei. 

"Son conscientes de que con otro abogado y otra defensa, las penas hubieran sido distintas. Saben que es momento de despegarse ahora y, por fuera de la formalidad del cambio de abogados, eso genera una fractura en el grupo que durante los últimos tres años se mantuvo, incluso pese a la condena social", indicaron las fuentes.

La pelea entre los rugbiers habría llevados a las autoridades del Servicio Penitenciario de tomar la decisión de trasladar Matías Benicelli y Ciro Pertossi al penal de Campana

"Ayrton, yo y Lucas (Pertossi) estamos un poco distanciados de los otros chicos. No te voy a decir que súper peleados, pero sí distanciados de palabra", reconoció Cinalli tras el fallo. 

"No voy a echarle las culpas a Luciano (Pertossi), mi primo, pero él empezó forcejeando con un pibe (por Fernando Báez Sosa) dentro del boliche y luego siguió afuera queriéndole pegar a un amigo de Fernando", agregó. 

"Nosotros no queríamos pelear. Nos sacaron del boliche y afuera nos agarró la Policía para sacarnos del lugar y nos queríamos ir, pero Luciano estaba muy alterado. Como te dije, no quiero echarle las culpas a nadie. Estoy contando cómo fue todo", señaló 

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo