23 de enero de 2019

Editorial 22/03/2016

Panorama | "Creemos que el aumento de la energía es necesario"

Una sesión "extraordinaria"

La sesión extraordinaria no comenzó "bien". El concejal Diego Yanson introdujo una moción para expresar el repudio del bloque del Frente para la Victoria por la utilización de un correo electrónico del Municipio para enviar una nota firmada por la secretaria de Gobierno, Viviana Rodríguez, a los medios. En esa nota los acusó de mentirosos, en particular a Yanson. A los pocos momentos, cuando el concejal de Cambiemos, Marcos Macagno, comenzó su exposición y criticó al anterior gobierno nacional recibió algunos silbidos y reproches. Ambos acontecimientos, el repudio y algún silbido fueron "políticamente" innecesarios. Después, todo se desarrolló con algunos cruces y alteraciones pero nada pasó a "mayores" en los duelos verbales ocurridos en las tres horas de debate. Diego Yanson, Jorge Lenzi, María Marta DeLucía, Amaro Sarlo y Erika García, en ese orden, esgrimieron la postura del FpV. Marcos Macagno, Pablo Perel y Alejandro Armendáriz, por Cambiemos. Enrique Wallace y Gabriel Destro por el Frente Renovador. 

FRENTE PARA LA VICTORIA: fue, prácticamente, el bautismo de fuego del nuevo bloque del FpV. Desde la derrota en el balotaje ocurrida el 22 de noviembre pasado y la sesión en la que se aprobó el aumento de tasas, la de anoche fue la primera confrontación de 2016, vinculada a políticas instrumentadas por el gobierno nacional además del ingreso del Presupuesto modificado. Jorge Lenzi dijo que "la tarifa social es insuficiente ya que solo se subsidian los primeros 150 kw y esto afectará fuertemente a los usuarios y fuertemente a las Pymes. Quiero que nos vaya bien, gobierne quien gobierne porque por sobre todas las cosas soy argentino. Luego, La concejal María Marta DeLucía fue la más contundente a la hora de expresarse y responder algunos de los cuestionamientos de la bancada de Cambiemos. "Hablan de la herencia a nivel nacional y provincial pero no hablan de la herencia local. Nosotros sabemos lo que piensan pero sería bueno que lo hagan público. El Gobierno Provincial no dará marcha atrás con este aumento que lesiona los derechos de los ciudadanos y de comercios e industrias. En la reunión con la CES nos adelantaron que en junio aproximadamente vendrá otro aumento que rondaría el 20%. Se implementa una tarifa social pero solo para los primeros 150 kw, lo que es muy poco para una familia. No se presentó un análisis de los costos y tampoco se llevaron a cabo controles, así como no tuvieron en cuenta el impacto que esto generará en los vecinos. La proyección de la inflación es muy alta así como lo fue la devaluación impuesta por el gobierno y las subas superan el 100% cuando las paritarias rondan el 25 o 30. ¿Se van a conformar con un aumento gradual que para fin de año será peor?". Amaro Sarlo habló de los últimos años y quiénes fueron los beneficiarios de las políticas implementadas desde 2003. "La responsabilidad es del Gobierno Nacional y no de los usuarios. Hay que hacerse cargo de las decisiones políticas y no hablar de la herencia. La energía es un derecho y no un lujo y los usuarios no tienen acceso a la información y al cuadro tarifario de manera entendible. La CES informó que las facturas ya se están imprimiendo con aumento. Entonces, la pregunta es: ¿de qué lado van a estar?". Diego Yanson expresó que "hubo crecimiento y fue acompañado con inversión energética ya que si no, hubiera sido imposible sostener la demanda. Entre 2011 y 2013 se incrementó la demanda en un 40 por ciento porque se apostó a la industria nacional. Nos han criticado por la falta de controles a las empresas y sostengo que el actual Gobierno no ha hecho nada por controlar a empresas como EDENOR y EDESUR, centro de las críticas a nuestro Gobierno". Erika García se expresó sobre la inversión realizada por la CES. "El Gobierno cumplió 100 días y no sabemos que más tenemos que esperar. No se vieron medidas para el pueblo sino para los poderes concentrados. El gobierno anterior recaudó pero invirtió mucho, pensando en quién consume y no qué consume, siendo ahora a la inversa. En el orden local hubo inversiones y esto no lo digo yo. Lo dicen miembros del Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica". En el balance, las fundamentaciones y respuestas del FpV contuvieron más precisiones, haciendo abstracción de los cruces plagados de frases hechas o ambigüedades por lo que puede ser aprobado el desempeño legislativo. 

Como agrupación política el FpV todavía está en deuda con la sociedad en cuanto hace a una autocrítica, aunque más no sea, por lo actuado durante 2015, por los gravísimos errores cometidos, por las respuestas inadecuadas, campañas equivocadas y la catástrofe electoral en todos los niveles. Si tienen en cuenta algunas miradas introspectivas y voluntad de "construir", transitarán otros caminos, alejados absolutamente de la soberbia y los delirios persecutorios que sufrieron algunos dirigentes que aún creen que hay que seguir "peronizando campañas", cantando la "marcha" y conduciendo el PJ, lo que equivale a la nada misma.

CAMBIEMOS Y FR: Con una sencilla composición gramatical, el concejal de Cambiemos, doctor Pablo Perel, definió la postura de los 10 concejales que componen la nueva mayoría automática en el Concejo Deliberante. "Creemos que el aumento (de las tarifas de energía) es necesario". Así se definieron las posturas y esa mayoría aprobó el proyecto (tan inútil como otros tantos en el tiempo) que le solicita al gobierno de la provincia de Buenos Aires rever la disposición que reglamenta el aumento de tarifas para que el mismo se haga de forma gradual. Algo así como "matame pero no de una. Matame, a ver, en diez meses". Ese es el concepto esgrimido durante tres horas por el bloque de Cambiemos que ratificó su apoyo incondicional a las políticas del presidente Mauricio Macri y las medidas adoptadas en los primeros 100 días de gobierno del PRO.

Hubo otras definiciones similares por parte del presidente del HCD, doctor Alejandro Armendáriz y de Marcos Macagno pero la del ex Secretario General fue contundente. Con un libreto reiterado como el de la "herencia y el desastre" se evitaron fundamentaciones sólidas y argumentos más válidos para defender la quita de subsidios y el importante aumento de las tarifas de energía. Marcos Macagno, presidente del bloque de Cambiemos, afirmó que "el panorama que dejó el anterior gobierno fue desastroso, con un déficit fiscal de 7 puntos del PBI y una inflación desbocada". Es válido detenerse en esta afirmación que contiene, en principio, dos mentiras ya que se debe recordar que funcionarios del actual gobierno evitan su repetición porque ese cálculo es inexacto tanto como otros que se hacen sin ninguna línea de razonamiento coherente y con un absoluto desconocimiento de nuestras finanzas y nuestra economía. Para llegar a ese 7 por ciento del PBI se han agregado hasta la suma de las libretas de clientes de un almacenero de Calamuchita. Y cualquier economista sabe que la inflación hasta octubre de 2015 era decreciente y no "desbocada". Por lo tanto se parte de afirmaciones erróneas cuando no interesadas. El concejal Gabriel Destro del Frente Renovador no le fue en saga a sus colegas. Afirmó que "esto no es un incremento de tarifas sino una quita de subsidios" y que "poco podemos hacer para defender a los contribuyentes" lo que fue reiterado por el doctor Armendáriz luego. Sin entrar en muchos detalles sobre ambigüedades varias el doctor Pablo Perel apeló a su actividad como abogado para explicar los alcances de un "amparo", su validez y la imposibilidad que tienen, por ejemplo, los legisladores provinciales para presentarlo. El concejal Enrique Wallace remarcó la preocupación por la magnitud del aumento y coincidió con parte de lo expresado por Macagno y Lenzi. "Esto es consecuencia de las medidas que no se tomaron durante muchos años. En la factura de energía hay un 60% de carga impositiva y durante 12 años no se hizo nada así como con el combustible cuyo alto valor lo compone un 60% de impuestos. Asistimos durante estos años a un festival de subsidios cubiertos con emisión. No es un problema de ideología sino de números. Esto debe hacerse en forma más racional y repartida".

Le va a resultar más que difícil al oficialismo gobernante, sea "gorositista" o "salomonista" en nuestra ciudad, "acompañar" algunas de las tantas medidas que adoptó y adoptará este gobierno, tan alejadas del "ideario radical", ya extinto. Al seguir firmando notas y proyectos como UCR, parecen no entender cuál es la verdadera situación. Hay que repetir que parecen no haber percibido que ya son un furgón de cola, molesto. Que ya no son la UCR y que, en cualquier momento, algún viejo "radical" de ley se llevará el busto de Raúl Alfonsín y hasta el de Alejandro Armendáriz de la plaza principal. Luego se dirigirá al viejo Comité de la calle Sarmiento y se llevará todos los cuadros de los dirigentes que llevaron a la UCR a un lugar adonde nunca más volverá. El viejo Comité hoy luce en su frente un cartel de "Cambiemos" por encima de su tradicional escudo partidario. 


ALGUNOS DATOS: en realidad, el tema de la quita de subsidios a las tarifas, que el gobierno anunció, comprende una mentira de base, que casi nadie explica. Desde la Cooperativa Eléctrica de Saladillo, quizás desde el lugar menos pensado, se desmiente esa falsedad esgrimida, por citar ejemplos, por el bloque de Cambiemos en la sesión de anoche. No es como afirmó, de manera incompleta, el concejal Marcos Macagno que la Cooperativa Eléctrica invirtió y en buena hora sino que es como afirma el Gerente de la CES Omar Abarca: "las 200 Cooperativas que brindan servicio de Energía invirtieron" (Ver video). Entonces hay que hablar en serio. Se repite como letanía que miles de usuarios estuvieron sin luz en la CABA o sectores del Conurbano. ¿Cuántos? ¿Cuarenta mil? ¿Cien mil? ¿doscientos mil? En Saladillo, ¿cuántos usuarios y cuánto tiempo sin energía? Hay 13 millones de usuarios en nuestro país. Haga usted el cálculo sin mirar la tapa de algunos diarios. Ese y todos los cálculos, antes de expresarse. Otros hablan de que "la gente derrochaba". 

Así, el hombre que escuchaba la sesión, dijo que "nos siguen tomando por idiotas a punto tal que deberíamos ir en procesión a devolver equipos de aire acondicionado, ventiladores, calefactores, microondas y hornos eléctricos porque somos un grupo de imbéciles a los que no les gusta mejorar su confort o vivir un poco mejor sino que nos gusta derrochar porque el "kirchnerismo" nos "quemó" la cabeza y ahora viene la solución porque el Estado no va a subsidiar más la tarifa (cuestión analizable, claro) pero nosotros, "los giles", vamos a pagar contentos y con globos de colores en nuestras manos porque la culpa es de la "herencia". El argumento es que a causa del atraso tarifario, no se han podido realizar las obras necesarias para que el transporte de energía sea adecuado y no se produzcan cortes a los usuarios. ¿Volvemos a la falta de inversión?".

El ministro Juan José Aranguren dijo que los transformadores tienen 40 años de antigüedad. Pero la realidad es que las empresas, durante todos estos años, han venido percibiendo la tarifa que correspondía, porque el Estado, precisamente, subsidió la diferencia entre lo que se debía cobrar, y lo que se cobraba. ¿O no recuerda el lector la leyenda "Usuario con subsidio del Estado Nacional" en la factura de la Cooperativa Eléctrica? ¿Qué piensa el lector? ¿Que la CES subsidiaba? No, la CES, percibió ese subsidio y lo trasladó al usuario por si no le queda claro. 

Y además de recibir las tarifas que necesitaban, como en el caso de las Cooperativas, hay que afirmar que las grandes empresas, también hicieron grandes negociados.

De modo tal que las obras que no se hicieron no son por una cuestión tarifaria, sino por la falta de responsabilidad de las empresas (y falta de controles, además) y por corrupción. Sus balances así lo demuestran.

A partir de esa falsedad de base, nos dicen que se deben aumentar entre el 150 y 500% o más las tarifas, para que podamos tener energía eléctrica.

El hombre seguía escuchando. "Entonces, por un rato, hagámonos los tontos y supongamos que es cierto lo que nos dicen. Entonces, preguntamos si antes de destrozarle la economía a 13 millones de usuarios, eliminando los subsidios, por citar una posibilidad, ¿no sería preferible buscar otras formas asociativas, por ejemplo entre las empresas y el estado? Sería también una manera de conseguir financiamiento para infraestructura, mejoramiento e importante principio de solución de la actual situación. 

Eso es solo una probabilidad, un concepto o una idea. Hay muchas más, antes de que alguien siga pensando que gobierna a un atado de mulas enajenadas que no entienden cómo es esta historia y cómo son las tantas mentiras que nos dicen todos los días y todas las noches.

En definitiva, no debe preocuparse tanto el doctor Alejandro Armendáriz por los voceros opositores sin paciencia que auguran fracasos a este gobierno. No es tan así. Algunos de los que hablan son impresentables, es cierto. Pero este gobierno va a fracasar porque todos aquellos que aplicaron la misma receta, no sólo fracasaron sino que destruyeron el país, aunque hay que reconocer que algunos se "salvaron". 

Y causa pena escuchar a personas inteligentes expresar que "en este país había superávit energético y ahora es un desastre". Habrá que ir al Cementerio a averiguar cuánto consumen sus "habitantes" y si se realizó alguna inversión en los últimos años. Los muertos no consumen energía eléctrica. En este querido país hubo superávit energético, claro que sí. En ese sentido, el firmante de esta nota asegura que si se compara la energía que se consume en el Cementerio con la capacidad instalada de la CES, también tenemos un superávit energético no creíble. ¿Cómo no va a haber superávit cuando no hay consumo?

¿Se podrá hablar en serio en algún momento? Ya está bien.

Alberto Víctor García


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo