24 de junio de 2019

Editorial 27/06/2016

PANORAMA | Entre Messi y 'Juampi' Sosa

Incidentes de la final del campeonato

A los 29 minutos de la primera etapa del partido final entre Argentino y Defensores de Del Carril se produjo una jugada que torció el rumbo de un encuentro parejo, bastante aburrido y sin emoción cerca de las áreas. En la mitad de la cancha se produjo la jugada que determinó la acertada expulsión de Juan Pablo 'Juampi' Sosa, que lleva estampada la casaca 10 del equipo de Argentino. Sin juzgar intención, con la pierna demasiado arriba golpeó al jugador rival en un choque de riego físico. Muy mal. La roja fue correcta y, aún así, desató la ira del jugador expulsado, otros jugadores, dirigentes y público. Algún cobarde arrojó una piedra que golpeó al cuarto árbitro. El partido podría haberse suspendido en ese mismo momento pero siguió. El perjuicio para el equipo local hubiera sido mayor, sin dudas, pero al parecer algún imbécil tuvo la fortuna a su favor y fue sólo la expulsión de su mejor jugador lo que sufrió Argentino. Las actitudes destempladas del Presidente y el Secretario del mismo Club condimentaron el resto de la tarde. Gritos, insultos a dirigentes, personal de seguridad y autoridades deportivas le dieron marco a la obtención del torneo, opacada por la violencia de quienes piensan que lo que se disputa es algo más que un partido de fútbol. Un juego. Un entretenimiento en lo que debe valorarse siempre la actitud colectiva, Pero.

Pero claro, hay quienes a esta altura tienen la cabeza 'quemada' por tanto idiota que, a través de tanto micrófono, califica al fútbol como si fuera ajedrez, filosofía o química. Aquí no hay ciencia ni tratados en varios tomos. Es fútbol, algo que no debiera enfermar a nadie y, mucho menos, a jugadores, dirigentes o periodistas. Sin embargo algunos son capaces de hablar tres años seguidos sobre si Banega tiene que jugar tres metros más adelantado o Messi arrancar desde la derecha. El patetismo abunda y, hoy, mucho más. La tristeza del mejor jugador del mundo, en este momento como lo fueron, oportunamente, Pelé y Maradona luego, es utilizada y será utilizada horas, semanas, meses y años, en análisis baratos y de escasa veracidad por quienes participan del negocio del fútbol sin interesarles en absoluto quienes le dan vida y lo hacen posible, como lo son los jugadores y la gente.

En definitiva, para hacerla cortita. Deberán ser sancionados el jugador 'Juampi' Sosa, los dirigentes Mosquera y Ni Coló y Messi seguirá jugando al fútbol, donde, cuando y como quiera. Es nada más que fútbol, muchachos. No da para agraviar, agredir, insultar, incitar a la violencia, llenar una cancha con gente que no tiene nada que hacer allí, provocar máa incidentes. Es un juego para disfrutar. Un juego colectivo. No es folklore, como algunos dicen. El folklore es para el escenario o la pista de baile. El fútbol es para jugar y divertirse de manera asociada. Como un equipo. En definitiva, el fútbol no es para energúmenos ni enloquecidos. El fútbol es para disfrutar, para tirar dos 'caños' seguidos, para gambetear. No es para gritar desde un banco de suplentes 'rompelo'. El fútbol está diseñado para gustar, golear y ganar. Y claro, como es un juego, también se puede perder, se puede errar un gol y hasta un penal.

Sí, aunque muchos no lo crean, en fútbol, por citar un juego, se puede perder. Se pueden perder tres finales, con seguridad, y hasta ganar un campeonato de chiripa. Eso es el fútbol. Bien entendido, un juego. 

Cuando la 'locura' y la violencia ganan la partida, dentro o fuera de la cancha, aquí o en otro planeta, el fútbol deja de existir. Se vuelve terreno de matones y prepotentes. Pero es difícil. Cuando un partido debe tener un solo resultado. Cuando los padres insultan a sus propios hijos o a quien sea. Es difícil. Van ganando los violentos, por ahora.

Por ahí, jugadores como Messi y Sosa, recapacitarán. Uno para seguir brindando su magia dentro de la cancha. Otro para hacer lo mismo, sin necesidad de reacciones desmedidas. Es un juego, nomás. Y se puede perder. O empatar. Y hasta errar un penal o dos goles.

Por favor.

Alberto Víctor García


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo