24 de junio de 2019

Editorial 11/08/2016

PANORAMA | Los primeros 244 días de un gobierno 'salomónico'

Opinión

ALGO DE HISTORIA: Un año atrás se vivían las jornadas posteriores al 9 de agosto, el día señalado para la realización de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). En esa 'histórica' fecha, el actor central fue el agua. La cantidad de lluvia caída es recordada como una de las mayores marcas históricas en el distrito y su paso trajo aparejado el drama de la inundación en la planta urbana de nuestra ciudad.

El resultado electoral es conocido y el recuerdo de todo lo que se habló, hoy aparece borroso para muchos de los que abrieron su boca para derramar cataratas de afirmaciones, bastante alejadas de la realidad que se observaba. 

'Salomón acompañó muchos años a Gorosito. Son lo mismo. Acá no hay ningún cambio posible' y otras frases similares. 

Para buena parte de la oposición de 2015, quien osara expresar que Salomón era algo distinto a Gorosito, era calificado como un desconocedor de la política local (para escribirlo con suavidad). Había que repetir entonces que 'no habrá cambios con el Ingeniero'.

En aquel mes de agosto se eligieron los candidatos que competirían en las elecciones generales del 25 de octubre.

Y aunque nadie lo afirmó públicamente, algunos le echaron la culpa del resultado de las PASO, a la lluvia. Cercanos al aquel momento intendente Carlos Gorosito, lo pensaron así pero así no fue. Ganó la interna y fue candidato José Luis Salomón que tuvo a su favor, además, hay que afirmar, una disparatada actitud electoral del Frente para la Victoria que llenó su campaña de corazones rojos y costoso e inútil marketing.

Tampoco ese fue el hecho central o contundente que llevó al sillón de la avenida San Martín al actual Jefe Comunal. Fueron muchos más los elementos para analizar pero por sobre todo existió la suficiente capacidad como para elaborar una 'previa' que visibilizó cuestiones que otros no 'vieron'. No era muy difícil hay que decir, pero ni los 'expertos' ni los obsecuentes y alcahuetes pudieron anticiparse.

Así las cosas, el 'Corcho' salió a flote en medio de la inundación.

ALGO MÁS RECIENTE: Hoy, con los diarios de varios lunes archivados, hay que decir que no le fue tan difícil demostrar que era distinto a su antecesor, siempre reconociendo los vientos de 'cambio' y el similar color de todos los estamentos gubernamentales.

Tan cierto como eso es lo que muchos hoy afirman: 'Si Salomón hubiera gobernado en gestiones anteriores también hubieran sido más las obras conseguidas para nuestro distrito'. Imposible de probar si no se recurre a la ficción.

Hasta allí el resumen histórico para llegar a este aniversario 153 que coronó una etapa, una primera etapa de gobierno. 

Y no fueron fáciles estos primeros 244 días de gobierno. El balance es positivo. Mantener el equilibrio no es fácil más allá de los que hablan de la sintonía con el gobierno provincial y la que se maneja con el gobierno nacional. Salomón y una parte de su gabinete no concuerdan con muchas de las medidas adoptadas por las administraciones que exceden la geografía local. Tibiamente lo manifiestan algunos funcionarios como, por ejemplo, lo hizo la Secretaria de Gobierno. 'Se nos hace muy difícil sostener algunas cuestiones', expresó tiempo atrás.

Y el Jefe comunal, más allá de su apellido, no será el que pretenda 'cortar' al medio a un bebé cuya maternidad pudiera ser dudosa. Pero es 'salomónico'. Se fotografía con Alfonso Prat Gay o con el fiscal Lanusse en la Sociedad Rural y se reúne con dirigentes de La Cámpora. No le vayan a pedir que encabece manifestaciones o presente amparos por el alza descomunal de algunas tarifas porque allí no lo encontrarán. Sabe lo que sucede y cómo debe gestionar y negociar. Sabe que el dinero fresco que llega tiene un límite impuesto por el endeudamiento y sabe que debe endeudarse para dar solución a acuciantes problemas de infraestructura. 

La Provincia aprovecha esta oleada y así como adeuda dinero de remises a las escuelas rurales, hace escasear la leche en los comedores o faltan insumos para la salud, hace llamadas telefónicas a algunos vecinos a los que les habla de las obras. Ya el mensaje no es ?Habla Mauricio Macri, si gano pobreza cero?, pero es propaganda que desconoce que muchas cosas de las que no se está haciendo cargo las paga el Municipio, es decir, también, la comunidad. 

El gobierno de la Provincia intenta apropiarse de una buena cantidad de obras que han llevado adelante casi todos los distritos y no decir la verdad respecto a los fondos con los que se están ejecutando, que es a partir de un Fondo creado porque el gobierno de la Provincia, cuando diseñó el presupuesto no había incluido a los municipios en el esquema de obra pública, por lo que a partir de la discusión en la Legislatura provincial, de lo que fue el mayor endeudamiento de la historia de la Provincia, se generó un fondo de infraestructura por el que cada intendente puede ejecutar lo que considere prioritario para su comunidad. Fue para Seguridad y Obras. Y hay más dinero. Al ya anunciado aporte de 14 millones de pesos para el Barrio de las 96 Viviendas se suman otros 5 millones confirmados por funcionarios que llegaron acompañando al vicegobernador Daniel Salvador el 31 de julio. Estos provienen de un porcentaje importante del impuesto que la Provincia percibe por predios baldíos. Y hay más.

LA POLÍTICA: Aunque le preocupen, Salomón se aleja de los debates políticos, los tarifazos, los despidos, la inflación, la baja de los salarios o la baja del consumo pero debería ajustar, por ejemplo, las respuestas y actuaciones de oficio que debiera realizar la OMIC, organismo inexistente en el esquema municipal.

Está preocupado por la situación de muchos comercios locales al contrario de lo que sucede en la Cámara de Comercio que se mantiene impasible y sin respuesta alguna. Debe preocuparse por el arbolado y el agua. Por las cloacas y su planta depuradora. Por el estado del ECOP y, claro, por Carlos Gorosito que ha logrado exasperarlo en más de una oportunidad como, por citar un ejemplo, en la cena del CEUS del último 30 de julio.

En esa noche 'cálida' el ex Jefe Comunal se fue insultando a todos los que se le ocurrió, Salomón incluido. Acusó maltrato, falta de protocolo y otras cuantas cosas más. Lo cierto es que tuvo una actitud política casi patoteril eligiendo el momento exacto para tratar de hacer daño. Entregó cuatro cheques de diputados no identificados, subió al escenario e incomodó hasta a la Presidenta del Centro de Estudiantes que osó olvidar de agradecerle.

Anuncios de obras, licitaciones y anuncios de más obras fueron una constante en estos primeros meses de gestión. Pasaron otras cosas, claro, pero Salomón, salvo en sus constantes 'escapes' a las grandes ciudades, se olvida de la 'Provincia' y de la 'Nación'. En algún momento tendrá que brindar alguna explicación sobre acontecimientos que si bien lo exceden, ameritan que se exprese públicamente.

Y hoy, además con ingredientes más preocupantes, por verdaderos desatinos de funcionarios de distintas áreas, de la Gobernadora y del propio Presidente que ayer logró que el ex presidente Raúl Alfonsín y el ex fiscal Julio César Strassera se removieran, al unísono, en sus tumbas. Cuando se atraviesan ciertos límites es importante fijar una postura firme y decidida. Abordar el tema de lo sucedido durante la última dictadura cívico militar con liviandad y utilizar similar lenguaje y los mismos términos que los autores de un genocidio al hablar de 'guerra sucia', excede la constante búsqueda de equilibrio y obliga a plantear una posición contundente.

Seguramente será el Comité de la UCR local quien rápidamente emita un comunicado solicitando una rectificación a Mauricio Macri y el bloque de concejales de Cambiemos también fijará una postura política sobre lo dicho por la máxima autoridad de nuestro país, como ya lo hizo con el 'tarifazo'.

Ya no es cuestión de debatir sobre la pesada herencia, sobre si el fútbol debe ser gratis o quién come lomo o no. Tampoco hablar de una fiesta que la clase media vivió sin darse cuenta y ahora debe 'pagar', tampoco del tarifazo u otras cuestiones menores. Es hora de analizar, hablando de este gobierno municipal, hasta dónde se correrá al límite de aceptación o de seguir planteándose radicales cuando son una máscara del más que centenario partido que, hay que decir, siempre tuvo una derecha conservadora en su seno, la misma que, con el correr de los tiempos, la llevó al actual desastre, desconociendo principios básicos de su existencia como aquel de que antes que el mercado es el Estado el que asigna los recursos y establece los premios y castigos en una sociedad.

LA UCR: Hay algunos conceptos para prestar atención en una nota llamada 'Que se rompa pero que también se doble' escrita por Mario de Casas que, en algunos párrafos ayuda a comprender la triste historia política de la UCR en los últimos 15 años.

Una de ellas es la actuación de la cúpula de la Unión Cívica Radical, en la fase superior de su decadencia. Desde su aparición en la arena política nacional hubo en el seno de la Unión Cívica sectores conservadores; siempre hubo una derecha radical. El antipersonalismo alvearista, desde la oposición, fue una de las caras de la moneda durante la democracia fraudulenta de Justo. Oficialismo y oposición conformaron un solo sistema al servicio del eje oligarquía tradicional e imperialismo inglés. El delarruismo, desde el gobierno, fue la continuidad 'prolija' del menemismo en la ejecución del proyecto neoliberal.

Los últimos representantes de esta tradición son los sectores que ejercen desde hace años la conducción de la UCR, con Sanz, Morales, Aguad y Cía., como caras visibles y responsables políticos que inauguraron sus coincidencias con el macrismo, oponiéndose a decisiones trascendentales de los últimos gobiernos.

Luego conformaron la alianza que proporcionó al PRO un apoyo logístico clave para afrontar las elecciones presidenciales y, como broche de oro, son meros actores de reparto del gobierno de Macri, en la que el rol de oposición funcional es ejercido por Massa.

El servicio incondicional a los intereses de los sectores dominantes, denominador común de las distintas expresiones históricas de la derecha radical ?en el gobierno o la oposición?, constituye la negación de un componente fundamental de la identidad del radicalismo: su originaria pertenencia, con Hipólito Yrigoyen, al movimiento nacional. Negación que ha sido sistemáticamente castigada con el rechazo categórico de las mayorías populares, toda una confirmación de la máxima sanmartiniana 'serás lo que debes ser...', y que ayuda a comprender la cadena de fracasos que por lo menos desde 2001 viene protagonizando la UCR, cuyo último eslabón es el triste desempeño de su precandidato presidencial en las PASO'.

Así, entonces, lo del intendente José Luis Salomón es 'salomonismo puro' y así será. El radicalismo es y será una pantalla de la nada. Las peleas entre alfonsinistas y el resto, también. De vieja data hoy reflotan y muestran la grieta existente. Esta nueva pelea por la conducción del comité provincial de la UCR servirá nuevamente para la rosca y las habituales negociaciones que terminarán en un acuerdo que permitirá un nuevo reparto de cargos entre los mismos de siempre. Y otros pelearán porque dicen textualmente que 'el PRO no nos da pelota'. 

Así, José Luis Salomón tendrá un examen en 2017; tendrá una 'interna' y deberá seguir gestionando.

Parece una contradicción que mientras algunos 'descerebrados' siguen hablando de la 'pesada herencia' o de que 'íbamos camino a Venezuela' sin tener idea siquiera de dónde se encuentra ese país, Salomón, bien 'salomónico', no dice nada, taxativamente, sobre el desastre que le dejaron en varios puntuales lugares de su administración. Y para peor, tiene varios Pokemones cerca, aunque ya sabe quién creó una Pokeparada en su despacho.

Alberto Víctor García


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo