18 de marzo de 2019

Editorial 14/01/2018

Panorama | Respuesta al Intendente y a otros u otras

A partir de una conferencia de prensa

No es la primera vez que el Intendente aparece ofuscado, enojado o alterado. En más de una oportunidad su carácter asomó y realizó durísimas declaraciones sobre hechos que conmocionaron a la ciudad o, como el pasado miércoles 10, cuando se expresó sobre lo que denominó como un "escrache" a su persona.

Y es muy cierto que debió sentirse afectado por la aparición de un afiche, volante o panfleto en el que se lo denunció como cómplice del ingeniero Javier Iguacel, director de Vialidad Nacional, para dejar a "50 familias sin trabajo".

En lo personal, quien esto firma, tras los dichos del Jefe Comunal y los documentos emitidos por el bloque de concejales de Cambiemos; por la UCR, con la firma de Fernando Arrospide y el PRO de Saladilo y otras agrupaciones o particulares, pretende realizar varias aclaraciones, teniendo en cuenta que absolutamente todos hicieron referencia a los "medios de comunicación" o a los "periodistas" como expresó, de manera concreta, el Intendente.

Como se debe comenzar por el principio, el citado volante no puede ser analizado desde la seriedad, algo que no quiere decir que no produzca daño. Quien pretenda comunicar a la población que lo sucedido con la Audiencia pública y su contenido (en lo que hace  a la Estación de Peaje), pudo haber sido gestado por un ocasional director de Vialidad Nacional, como el ingeniero Javier Iguacel y el intendente de nuestra ciudad, ingeniero José Luis Salomón, no entiende absolutamente nada. Y, al parecer, los autores intelectuales de ese impreso que dicen ser empleados y trabajadores de la Estación de Peaje de Cazón y el Sindicato que los nuclea, vale aclarar que no es el gremio de Camioneros sino el Sindicato Único de Trabajadores de los Peajes y Afines (SUTPA), que tiene a Facundo Moyano como referente, erraron el camino.

Porque no es el camino la agresión o la denuncia sin fundamento o, como en este caso, sin analizar políticamente todo lo sucedido. En principio, mi repudio a esa forma de comunicarse por más razones que se tengan en el tema de fondo.

En cuanto al tema central de la conferencia de prensa hay que afirmar que lo que para el Intendente fue una gran alegría y una jornada histórica puede no serlo para otros que piensan distinto pero no niegan ciegamente lo que significan mejoras sustanciales en una ruta como la 205 y la reducción de graves hechos de tránsito con su costo en vidas. El "pedido" de la mayoría de los saladillenses por una autopista siempre fue clamoroso.

El tema son las prioridades que tienen los actores y, al parecer, no todos piensan lo mismo a la hora de los "negocios". No todos piensan lo mismo a la hora de analizar la accidentología vial en la ruta 205.

Entonces, el Intendente debe entender que no todos pensamos de la misma forma.

Lo hizo saber la Comisión Nacional de Defensa de usuarios Viales (CONADUV) en los últimos días:

Hay quienes piensan y afirman que la audiencia realizada es para "continuar con falsos peajes sin caminos alternativos libres de pago, violando la Constitución Nacional" 

Hay quienes expresan que es "para aumentar la deuda externa argentina para beneficiar a un oligopolio de Empresas y Bancos y permitir la fuga de capitales ingresados por endeudamiento y financiamiento externo".

Otros deducen que, finalmente, "se va a privatizar la Dirección Nacional de Vialidad (DNV)".

Y muchos otros aseguran que los enunciados "confirman el abandono y retraso del desarrollo del sistema ferroviario de cargas en un país agropecuario con enormes distancias, importantes volúmenes de traslado y menores tarifas que las del transporte carretero".

Dicen también que "la Audiencia Pública es un requisito obligatorio, pero no vinculante, y tal cual como viene sucediendo, el Gobierno Nacional termina imponiendo su plan, sin tener en cuenta para nada los reclamos y propuestas de los usuarios y sin considerar la defensa del interés general".

Muchos piensan otras cosas y, como quedó demostrado en las últimas horas, apoyan a ultranza y defienden lo actuado por la gestión municipal.

En el sano debate de ideas pueden surgir análisis más medulosos, sin enojos o gritos destemplados. 

El Intendente afirmó: "yo siempre puse la cara y no siento que los periodistas de Saladillo, salvo excepciones, hayan tomado en cuenta la dimensión de lo que hicimos ayer. Sí esto, esto trasciende (mostrando el afiche). Me la recontrabanco muchachos".

El Intendente se la recontrabanca y está en su derecho. Pero no debe generalizar. En todo caso debiera particularizar sobre todo con las "excepciones" que remarcó. Debiera informar quiénes son los periodistas de excepción y quiénes no.

Escribiendo en forma personal debo expresar que el medio que dirijo no publicó el folleto que mostró varias veces el Intendente como si fuera el centro del universo. Publicó un comunicado que llegó por correo electrónico, textualmente. Como queda claro, hay tiempo para los análisis. Luego publicó un informe sobre la Audiencia realizada. Y la foto principal del sitio durante todo el día fue una imagen del Ballet de Danzas Municipales en su actuación en el Festival de Jesús María, es decir, una positiva noticia municipal.

En cuanto a la Audiencia y el tema central, es importante, con seguridad. Y el tratamiento que se le dio fue el normal. 

Vale entonces hacer referencia a otro acontecimiento que fue importante o muy importante o más importante que la Audiencia Pública. Hace casi diez meses el presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal estuvieron en la Planta de fabricación de helicópteros de "Cicaré" en un acto que también fue denominado como "histórico" y mucho más por la presencia de las máximas autoridades del País y la Provincia y la importante suma de dinero asignada a la firma de la que se tomó conocimiento y se informó que era para la construcción de una importante ampliación en el predio, como hoy está a la vista

Y hubo quienes apoyaron fervorosamente lo sucedido  y expresado felicitaron el importante aporte recibido por la Empresa. Y hubo quienes no pensaron lo mismo.

¿Es que no se puede disentir? ¿Es que los criterios sobre la importancia o no de algún acontecimiento deben ser únicos e irrebatibles?

Existe el disenso y lo que para unos aparece como magnífico, brillante y genial para otros tantos no lo es, por múltiples motivos.

Hay quienes creen con sencillez que algunas de las cuestiones que se afirman o se prometen no son ciertas o arrojan dudas. Y otras, sí. Hay ejemplos sobrados aquí y en la región. A algunos le importan algunas cosas y a otros no pero no van en contra del progreso, como otros tantos afirman.

A propósito de la ruta, el tren dejó de pasar por nuestra Estación hace casi un mes pero parece un tema menor o que a nadie le interesa. Otros dicen que en la ruta aumentará la seguridad pero en la ciudad no.

Y cada uno tiene su opinión. No hay que enojarse y no hay que generalizar. En todo caso hay que fundamentar y demostrar. Como lo hizo ya varias veces el mismo Intendente.

Además, ya se terminó el tiempo de las mentiras sobre "pesadas herencias" del pasado y hay que hacerse cargo de las cosas. De las verdades y de las cosas que no son ciertas.

En definitiva con el transcurrir del tiempo uno va percibiendo que la herencia que recibieron, este Gobierno nacional o el Gobierno provincial, es un desendeudamiento fabuloso que les permitió endeudarse y batir records mundiales, valga la redundante palabra, de endeudamiento. Esa es una gran "herencia", pesada en pesos, dólares y, también, yuanes. 

Se tienen que hacer cargo, entonces, de las mentiras del Presidente, la Vicepresidenta y el Jefe de Gabinete de Ministros y sus tantas falsas promesas de campaña como las de tantos otros funcionarios. No vale la pena enumerarlas porque son muchas.

Se tienen que hacer cargo de Federico Andahazi (que oportunamente fue invitado a disertar en nuestra ciudad pero faltó a la cita), de Fernando Iglesias, Eduardo Feinmann y otros perversos, perversas y descerebrados que, entre otras cosas, festejan el cáncer del ex canciller Héctor Timerman como otros festejaron aquí cerquita, oportunamente, la muerte de Néstor Kirchner descorchando champagne.

Se tienen que hacer cargo de los que agraviaron a Raúl Alfonsín sin que se escuchara una palabra, salvo excepciones.

Se tienen que hacer cargo de todos los comunicados no emitidos.

Se tienen que hacer cargo de la "Justicia" que concibieron y conciben, de la "Doctrina Irurzun" con las prisiones preventivas por las dudas.

Se tendrán que hacer cargo de los despidos y cierres de pequeñas y medianas empresas.

Se tienen que hacer cargo de la indiscriminada apertura de importaciones y del cierre de miles de comercios y pequeñas empresas.

Se tendrán que hacer cargo de los créditos Hipotecarios UVA (y los futuros embargos de las cuentas sueldo) y de los créditos otorgados mediante la que era la tarjeta Argenta.

La UCR, esa nave vacía que navega entre la inutilidad y la extinción se tiene que hacer cargo (como muchos otros, el PJ y la CGT, por ejemplo) de todos los traidores que los acompañan en este derrotero "amarillo", abandonando las banderas de la solidaridad, la defensa de los trabajadores, la defensa del salario y de los jubilados, pensionados, Veteranos de Malvinas y tantas otras cosas.

La denominada Juventud Radical en Lucha debe hacerse cargo, primero de explicar de qué lucha hablan. Luego si luchan para impedir despidos, cierres de fábricas como Fanazul. Deben aclarar si van a repudiar al Jefe de Gabinete Marcos Peña y al intendente de Azul Hernán Bertellys por mentir y engañar a todo un pueblo (Azul). Y aclarar por qué siguen hablando de Raúl Alfonsín y proponiendo la construcción de monumentos para el ex presidente cuando, en la práctica, han pisoteado la mayoría de sus ideas.

Se tienen que hacer cargo de quienes hoy son "empleados públicos" que defenestraron a los anteriores empleados públicos y guardan, aún, alguna licencia en el bolsillo.

Se tienen que hacer cargo porque hoy son PRO. Basta ya de levantar banderas que no existen desde hace rato. Son, sí, el furgón de cola de dirigentes impresentables como Ernesto Sanz o Gerardo Morales o Del Corral. De traidores que mendigaron y mendigan pobremente y arrastrándose, por ocupar un lugarcito donde sea.

Se tienen que hacer cargo del ARA San Juan y sus 44 tripulantes ¿o no exigieron cárcel por Cromagnon u Once?

Se tendrán que hacer cargo de muchas cosas más, DNU incluidos.

Le exigen a otras fuerzas políticas que se hagan cargo. Tiene tanta lógica como a la inversa.

Todas las cuestiones enunciadas son debatibles, analizables o discutibles dentro de la racionalidad y no "destilando" odio en las redes sociales donde un grupo de "personas" asimilables con descerebrados cree que está opinando como si fuera en un Simposio internacional de Ciencias y aparecen como cobardes y deleznables seres incapaces de llamarse humanos.

Y claro, muchos, demasiados, no tienen fundamentos válidos ni una cuota parte de autocrítica. Y hasta algunos parecen lobotomizados, lamentablemente. 

En lo personal soy crítico (no destructivo) de muchísimas medidas de este Gobierno. Del gobierno nacional y del gobierno provincial y guardo un prudente respeto por el Intendente municipal y su gestión, algo que no impide el disenso. He coincidido con él como he disentido. Conozco de las diferentes gestiones y las desiguales responsabilidades. Y el Intendente ha arriesgado conceptos valiosos, varias veces, ante algunos detractores, obsecuentes manifiestos de la anterior gestión y de ésta, sobre algunos representantes de la prensa local. Y hasta ha "defendido" ante conocidos alcahuetes del poder de turno a quien firma esta nota.

Y soy crítico porque, además, no hay pauta publicitaria que impida este disenso, para mí sano. No la hubo antes tampoco con muchos de quienes hoy se dicen opositores a los tres estamentos gobernantes y son simplemente "rosqueros" de cuarta además de traidores. 

Para otros, hay pautas importantes que llaman a un silencio "excepcional". 

Pero no hay que generalizar y, mucho menos, faltar a la verdad. Las verdades a medias se convierten, casi siempre, en mentiras enteras.

Alberto Víctor García


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo