3 de julio de 2022

Provinciales 07/01/2022

Panorama alarmante: En medio de la sequía llega una ola de calor y complica aún más la situación para el maíz y la soja

Preocupación por la falta de lluvias

A partir del fin de semana temperaturas extremas afectarán el centro y norte argentino en un momento en que la falta de precipitaciones afecta el maíz temprano y la soja.

Cuando parecía que el escenario no podía ser peor para los cultivos de verano por la falta de precipitaciones, se pronostica una ola de calor. Desde el fin de semana, en gran parte del centro y norte argentino, empiezan las altas temperaturas que alcanzarán niveles extremos entre el lunes y martes, y se mantendrán durante toda la semana. En ese período de tiempo no se prevén precipitaciones, por lo que los especialistas adviertieron que la situación para el maíz y la soja se complicara aún más, pero esperan que las lluvias de la segunda quincena de enero ayuden a paliar la situación.

Aunque todavía es prematuro para evaluar pérdidas en la producción, de no llover lo suficiente en el próximo mes podría caer el volumen de soja esperado, 44 millones de toneladas, y de maíz, 57 millones de toneladas. Junto con los otros cultivos, de alcanzarse esas cifras, generarían un ingreso de divisas al país por unos US$35.000 millones, similar a los del año pasado.

En diálogo con LA NACIÓN el meteorólogo Leonardo De Benedictis explicó: "La ola de calor va a estar involucrando casi a todo el país, desde Chubut hasta el norte. Vamos a estar hablando de temperaturas muy altas, tanto mínimas como máximas que van a perdurar durante gran parte de la próxima semana".

En ese sentido, detalló que en la zona de Santiago del Estero, norte de Santa Fe, Chaco alcanzarán los 46 a 48 grados. En tanto que, en la zona central, Córdoba, Santa Fe, norte de Buenos Aires, La Pampa llegará a los 38, 40, 42 grados. Incluso Córdoba podría llegar a los 46 grados.

Frente a este panorama no se prevén lluvias que puedan paliar la situación. "Recién el fin de semana que viene podríamos tener el corte de esta ola de calor y hay una tendencia de lluvia, pero falta mucho y transitar seis/siete días con valores por encima de los 38, 40 grados a cualquier cultivo que esté en la zona centro/norte argentino le va a impactar y muy duro", comentó.

Esteban Copati, jefe de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, coincidió: "El escenario que estamos viendo hoy, que está complicado, seguramente la semana que viene lo vamos a ver aún peor"

Para el especialista, el optimismo estará puesto en las lluvias que pueden llegar por detrás. "En principio pueden frenar el deterioro y empezar a mejorar el panorama para todas las siembras tardías", comentó.

En rigor, explicó que actualmente se pierde mucho maíz temprano en la zonas núcleo, que es la región en donde se concentra el mayor potencial de crecimiento. Aunque sostiene que todavía no puede descartar que las siembras tardías, si exploran mejores ambientes durante sus etapas reproductivas, "puedan alcanzar altos potenciales de rinde y, aunque sea, comenzar parcialmente las pérdidas que hoy se están viendo en los maíces tempranos en la zona núcleo", explicó.

De acuerdo al último Panorama Agrícola Semanal (PAS) de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires si bien las lluvias heterogéneas que se registraron durante las últimas semanas, permiten continuar de manera parcial con el avance de las máquinas el 42,5 % de los cuadros de maíz temprano a lo largo del área agrícola nacional se encuentra con una condición hídrica entre regular y sequía. Por lo que son necesarias precipitaciones durante el mes de enero que permitan atenuar el estrés hídrico de estos cuadros y completar la incorporación de los lotes de maíz aún sin sembrar.

El informe señala que las lluvias heterogéneas que se registraron durante las últimas semanas, permiten continuar de manera parcial con el avance de las máquinas. "Por lo que ya se lograron incorporar más de 5,6 millones de hectáreas en todo el país, luego de relevar un avance intersemanal de 6,6 puntos porcentuales. El avance de siembra registrado se ubica en el 77,3 % de nuestra actual proyección de 7.300.000 de hectáreas para la campaña 2021/22 (500.000 hectáreas más que las sembradas el ciclo previo). A la fecha, la demora interanual en las labores ya se ubica en 8 pp. En números absolutos, se incorporaron más de 5,6 MHa", añadió.

En tanto, en avance de la siembra de soja también ha sido perjudicado por la ausencia de lluvias, junto a las altas temperaturas registradas a lo largo de los últimos siete días. Conforme a la información brindada en el PAS, hay una demora interanual del -6,7% respecto de la campaña pasada por la falta de humedad superficial sobre ambos extremos del área agrícola "que podría comprometer la actual estimación superficial".

No se esperan eventos de precipitación para los próximos 6 días. En cambio, para el período del 14 al 19/1, las lluvias se producirían sobre toda el área de referencia, siendo las más importantes aquellas esperadas sobre Córdoba (sureste), Santa Fe (suroeste) y Entre Ríos (sur). pic.twitter.com/IBTtezKrsa

La región más afectada es el Sudeste de Buenos Aires, allí se reporta una demora interanual de -23,3 puntos como consecuencia de la ausencia de precipitaciones. Mientras que sobre el extremo norte la ventana de siembra se extiende hasta finales del presente mes, el sur de Buenos Aires depende de lluvias durante la próxima semana para cumplir con los planes de siembra.

En el NEA se registró una demora interanual de -17,8%. Al mismo tiempo, el NOA reporta una demora interanual de -27,5 puntos como consecuencia de la falta de humedad superficial.

En lo que respecta al progreso nacional de siembra se eleva al 86,8% de las 16,5 MHa proyectadas para la campaña 2021/22 luego de un avance intersemanal de 5,3 puntos.

Al respecto, Copati indicó: "Si bien también se está perdiendo condición de cultivo, todavía no está en etapas críticas, por lo que si empieza a llover a partir de la segunda quincena de enero puede haber una recuperación del cultivo".

En conclusión, agregó: "el escenario es muy duro para los cultivos de verano, más para el maíz que para la soja. Con un deterioro que va a estar acelerado por el calor de los próximos días y la continuidad de la ausencia de lluvia, pero que podría no ser tan drástico si hay una activación de lluvias a partir de la segunda quincena de enero".

Pilar Vazquez

LA NACION

Foto Gentileza Agustín Bilbao

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo