22 de octubre de 2018

Locales 10/10/2018

Panorama | Ciudad bancarizada, robos, patotas, golpizas e inseguridad

Preocupación

Los problemas que acaecen no son una particularidad saladillense. Hay matices, más o menos graves con rasgos distintivos y peligrosos. La espiral de violencia social no circula por la ruta nacional 205 para ingresar a este distrito.

La violencia se respira a diario en hogares, en los medios de comunicación y en las redes sociales. La carga de odio se desata, por momentos, de manera cruel o agraviante o más disimulada en las actitudes de seres realmente despreciables con modos suaves y hasta convincentes,

La modalidad de ataque en patota también se produce en similares estamentos. Pueden ser patotas de "trolls" de cualquier edad, más o menos jóvenes y también menores de edad, en la calle o en las redes sociales.

O aquellos que se encuentran para ejercer la violencia de una manera muy "segura", en grupo y enfrentando a uno o dos muchas veces desprevenidos. Cobardes que pueden hacer mucho daño y hasta matar, para saciar su "sed".

En los últimos días, ayer incluido, se vienen produciendo enfrentamientos disímiles y violentos en distintos lugares de la ciudad. Varios jóvenes golpeados debieron ingresar al Hospital y en las últimas horas circula un video "grabado" en cercanías del CFR masculino en el que se observa que un alumno de ese establecimiento también fue golpeado. Hubo reuniones en el área de seguridad y varios integrantes de estas "banditas" fueron identificados.

En algún caso, la familia de uno de los golpeadores involucrados decidió trasladar a su hijo a otra ciudad. "No sabemos qué hacer", se expresa a modo de disculpa desesperada.

El flagelo que cruza a la sociedad es alimentado por la crisis y el ajuste en un Saladillo donde se han multiplicado las bocas comerciales recaudadoras de dinero rápido. Esos comercios, como viene sucediendo, son los elegidos para el robo, también rápido. La seguridad, pese a los carteles de empresas privadas que brindan la prestación, no parece suficiente. Se recauda mucho dinero y algunos propietarios atemorizados han suspendido el servicio de cobro de facturas con el cartel de "No funciona".

En las sucursales bancarias se extreman y hasta se exageran los controles policiales por el uso del celular, por citar un ejemplo. Afuera, reina la ausencia en muchos momentos. Y hay preocupación en los ámbitos encargados del resguardo de  la sociedad.

Nada es ajeno al acuciante escenario económico. Ello, para pensar en cómo se hace para mantener móviles, cargarle combustible o mantenerlos "parados" y hacerlos identificables. En el caso de la Patrulla Rural no se sabe si algo "falló" en el ploteo o la pintura pero los vehículos parecen manchados o sucios y hay que mirar con detenimiento para saber si son camionetas policiales o no.

Detener esta escalada aparece como un imperativo de estas horas.

El cómo es la dificultad que hace necesaria la tarea conjunta de todos los actores sociales, sin odio y sin delirios.

Alberto Víctor García


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo