24 de julio de 2024

Nacionales 02/07/2024

Periodistas Argentinas denunciaron a Pedro Brieger por 19 casos de acoso sexual

Relatos y episodios que se vivieron

Las mujeres recogieron testimonios que se replicaron durante 30 años; "Era nuestro profesor, nuestro compañero de trabajo, nuestro jefe de cátedra, nuestro vecino, nuestro colega, nuestro acosador", sostuvo Agustina Kämpfer, una de las denunciantes

LA NACION

El grupo Periodistas Argentinas denunció este martes desde el Senado al periodista Pedro Brieger por 19 episodios de acoso sexual contra colegas que trabajaron con él y alumnas de distintas instituciones. Según explicaron, esta situaciones se repitieron durante 30 años. En la conferencia también incluyeron testimonios de víctimas.

"El caso en cuestión tiene nombre y apellido, pero se puede ver reflejado en otras historias. El caso se llama Pedro Brieger y vamos a presentar 19 testimonios que hemos recolectado haciendo nuestro trabajo, haciendo periodismo", dijo para introducir Nancy Pazos, la primera en hablar y quien adelantó que elaboraron un informe bajo el nombre Cultura del acoso, punto y aparte.

Después quien tomó la palabra fue Agustina Kämpfer, una de las denunciantes, quien en primer término pidió que los funcionarios cambien lo que está mal y apoyen a las víctimas para que este tipo de casos deje de ser una "injusticia sin amparo".

"Necesitamos que nos escuchen", planteó Kämpfer, quien indicó sobre Brieger: "Era nuestro profesor, nuestro compañero de trabajo, nuestro jefe de cátedra, nuestro vecino, nuestro colega, nuestro acosador. Las conductas inapropiadas que pudimos constatar sucedieron a lo largo de 30 años". Al respecto incluso aseguró que deben ser más las víctimas y que, por ello, el tiempo en que se dieron los acosos probablemente sea más extenso.

"Tuvimos que abandonar tesis, mudarnos, renunciar, dejamos de ir a conferencias, coberturas; todo con el único fin de no volver a verlo. Él viajó por el mundo, recibió premios, condujo programas, vivió donde quiso por el tiempo que quiso. Su prestigio profesional logró enmascarar su perversión", comparó la periodista y siguió: "Manos acercándose a partes íntimas, ataques de pánico, sus miradas libidinosas, el miedo a su repentina desnudez, las ganas de ser invisibles... De eso estuvimos hablando en las reuniones para organizarnos porque juntas somos muy fuertes, podemos hacer algo. Es la primera vez que contamos con la atención que nos prestan. Nadie quiso escucharnos antes por más que sin levantar mucho la voz lo avisamos, se lo contamos a jefes, a compañeros, lo dijimos por televisión, pero nada".

Pese a esto último, Kämpfer destacó el respaldo e interés que generó la denuncia ahora y dio paso a los distintos testimonios que plasmaron sus colegas sobre algunas de las conductas de acoso que involucraron a Brieger. "Los casos no serán leídos por sus protagonistas", aclaró.

Luego de la exposición de algunos hechos que ocurrieron durante este tiempo en que el tema estuvo silenciado, la periodista señaló "conductas recurrentes" que tenía el internacionalista. "Puede verse la sistematicidad, la recurrencia y la impunidad. Formas de exhibicionismo sin consentimiento, como exhibición de genitales, masturbación; cuando las mujeres le pedían que no lo hiciera. Conversaciones explícitas por teléfono y handy en contextos laborales, formas de imposición de un discurso unilateral. También planificaba o aprovechaba situaciones en que las mujeres no podían pedir ayuda, que se transformaban en verdaderas emboscadas: habitaciones, ascensores, pasillos, camarines, salas de televisión vacías", explicitó.

Incluso dijo que hubo otros momentos en que los acosos se dieron en público, de modo que las mujeres "no pudieran reaccionar sin armar grandes escenas". Sobre esto último marcó: "Muchas relatan que actuaba como si nada hubiera pasado, incluso luego de masturbarse frente a ellas".

Además reparó en que estos casos siempre incluyeron un vínculo asimétrico entre Brieger y sus víctimas. "Él era profesor, mentor, jefe periodístico y de cátedra. Estaba en situación de poder, de quitar empleos y oportunidades, con chicas a las que les llevaba 20 años o más", enfatizó.

Tras eso, Pazos retomó la palabra y narró lo que le pasó a la propia Kämpfer, quien en televisión había contado que Brieger era acosador y nadie la escuchó. "Se refería así a una personalidad pública que había acumulado prestigio. 14 años después, y a partir de una nota, la periodista Cecilia Guardati denunció su conducta acosadora, esta vez alguien escuchó", sostuvo la conductora de Radio 10, quien solicitó una ley que aborde los agravios que se dan en el ámbito laboral y académico. "Esa es la deuda que necesitamos saldar. Pedimos que se legislen este tipo de conductos abusivas", dijo.

Asimismo, Pazos criticó al Gobierno por desfinanciar las instituciones que se encargan de este tema, ya que consideró que "agrava más el diagnóstico" y exigió medidas al respecto. También pidió espacios para campañas de prevención del acoso en los medios donde se produjeron los hechos, que haya "procedimientos claros" para canalizar las denuncias y que no exista la revictimización.

"Consideramos imprescindible que Pedro Brieger pida disculpas públicas a todas las afectadas", cerró Pazos.

La primera denuncia contra Brieger

El 23 de junio el periodista Alejandro Alfie compartió en sus redes sociales el testimonio de cinco mujeres que señalaron que Brieger, especialista en temas internacionales de la señal de noticias C5N, Radio10 y La Red, las había acosado sexualmente de diferentes maneras. Luego, tras la repercusión que tomó el caso, la La Red decidió apartarlo de su programación. "Yo tomé la decisión", le confirmó a LA NACION Eduardo Aliverti, conductor del programa que participaba el periodista.

En tanto, el sábado, en su programa de radio, Aliverti expresó: "El repudio es insoslayable. Y ese repudio queda antes de la amistad y muchísimo antes de cualquier espíritu de cuerpo o solidaridad corporativa".

En este marco, y en diálogo con LA NACION, las periodistas Cecilia Guardati, Marcela Perelman, Agustina Kämpfer, Leticia Martínez y Laura Di Marco contaron los diferentes episodios que vivieron.

Brieger cuenta con una amplia trayectoria en los medios de comunicación. Formó parte del staff periodístico de la TV Pública entre 2004 y 2016. Actualmente es responsable de una columna de temas internacionales en No se desesperen, el ciclo que conduce Fernando Borroni en Radio10, y en Minuto uno, a cargo de Gustavo "El Gato" Sylvestre en C5N, donde trabaja desde 2016.

Ambos medios, a cargo del Grupo Indalo, habrían decidido poner en suspenso sus participaciones. Pero no emitieron ningún comunicado oficial aún. Además, Brieger dirige Nodal, un portal de noticias de América Latina y el Caribe que al momento sigue en funcionamiento.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo