6 de octubre de 2022

Locales 28/01/2022

Pirincho | El reposo de un guerrero

Opinión

Tras el fallecimiento de "Pirincho" Cicaré se han multiplicado las muestras de afecto, cariño y respeto hacia él. Muchas cuestiones desconocidas, para numerosos vecinos y vecinas, hoy nos muestran, aún de manera incompleta, la personalidad, el carácter y las cualidades de esta persona de carne y hueso que dejó la vida terrenal para pasar a ocupar otro espacio.

Para que el vacío de ese espacio físico que representa la muerte comience a ocuparse con recuerdos, vivencias, anécdotas, imágenes, videos y evocaciones.

Muchos y muchas ya han hablado y escrito sobre el "genio".

Sobre su personalidad "extraordinaria", sus inventos y creaciones.

Sobre sus relaciones con la industria aeronáutica y automovilística.

"Pirincho", quedó demostrado, era ajeno a la envidia, la soberbia y, claro, a la maldad de muchos de quienes se proclamaron y proclaman sus "amigos".

Hubo quienes ya han hablado de las frustraciones y el dolor de "Pirincho" y su familia, en tantas oportunidades y, quizás, no se habló de manera suficiente de esas dramáticas oportunidades perdidas, en medio de tantas mentiras y tantos aprovechadores de ocasión

No es cuestión de señalarlos con el dedo pero desde los más encumbrados dirigentes políticos y funcionarios públicos, los mejores automovilistas, los mejores diseñadores aeronáuticos, "amigos" y todo lo que se le pudiera ocurrir al lector, muchos de ellos dejaron una cuenta pendiente con "Pirincho" y, muchísimos, pretendieron aprovecharse de la sabiduría casi inigualable en su materia. Los que le mintieron, los que se aprovecharon de su pretendida inocencia, los que lo engañaron con promesas incumplidas, nunca se hicieron cargo y los que aún viven, no lo harán porque es mucho más fácil el inmenso elogio post mortem.

Y, precisamente, hay que resaltar la sabiduría de "Pirincho". Quien esto escribe prefiere nominarlo como sabio y recurrir a la definición de esa palabra: "Que posee conocimientos amplios y profundos adquiridos mediante el estudio. Que muestra buen juicio, prudencia y madurez en sus actos y decisiones."

Y pese a que "Pirincho" solía decir, por el abandono de la escuela en su sexto grado, que "no me gustaba estudiar", esa no era la exacta definición ni el enunciado correcto. Le gustaba estudiar otras cuestiones que no le enseñaban en la escuela primaria ni le enseñarían, como él pretendía, en la escuela secundaria.

Y allí está, allí nace, entonces, el autodidacta alrededor de uno de los elementos esenciales en su vida de trabajo: el torno. Todo, o casi todo, alrededor de ese elemento que, en manos de "Pirincho" se volvió "mágico". Sin repetir textualmente palabras de Isabel, su compañera de vida, "'Pirincho' fue capaz de transformar un antiguo torno en uno casi de última generación". Le quitó, le agregó e inventó modificaciones vitales para converir esa máquina en su centro de operaciones, la columna vertebral del armado de piezas para automóviles o helicópteros. "Todo pasa por el torno" decía "Pirincho". Y lo que no pasaba por el torno, él lo inventaba, lo ajustaba y lo agregaba a esa máquina mágica.

Un excelente trabajo fílmico de Fabio Junco y Julio Midú, quizás el mejor que se haya realizado sobre "Pirincho", lo muestra de la mejor forma. Porque es él quien habla y explica todos los secretos de una máquina que sólo él pudo moldear a su imagen y semejanza. Vale la pena observar detenidamente esos videos de "El tornero que aprendió a volar". Escucharlo y observar sus manos en acción. Una notable definición de este hombre de Polvaredas para el mundo.

Los ex intendentes Carlos Gorosito y Francisco Ferro, entre otros, hicieron uso de la palabra en el final del velatorio de "Pirincho" y, más allá de las muchas expresiones de ambos, rescato dos cuestiones vinculadas a su vida.

Una de ellas, expresada por Gorosito, fue esa trunca y fallida reunión (una de tantas "reuniones") con un funcionario de alto rango del Banco de la Provincia de Buenos Aires que prestó ninguna atención al encuentro y le restó importancia a la figura de "Pirincho".

Y la otra fue la expresión de Ferro solicitando que, dentro de los programas de estudios en las escuelas de nuestra ciudad, se incluya la vida y la obra de Augusto Ulderico Cicaré.

En el final de esta breve síntesis y homenaje a "Pirincho", no se puede olvidar a su hermano Hugo, que dijo en este video que "no todo el mundo puede tener un hermano como él" en una definición hermosa. Hugo fue otra pieza muy importante en el engranaje "pirinchesco".

La recomendación entonces, es este video que acompaña la nota y los otros de la serie de "El tornero que aprendió a volar" de Fabio Junco y Julio Midú", para tomar debida nota de la importancia de ese "fierro" llamado torno que acompañó a "Pirincho" más de 70 años y que fue, definitivamente, el centro de su vida de trabajo.

Isabel, esa mujer indispensable e insustituible en la vida del "sabio" de Polvaredas, admiraba a "Pirincho", entre otras cosas, por su creatividad y no le faltaron razones. Pero ese es otro capítulo.

Albrto Víctpr García

(Ver video)


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo