17 de julio de 2019

Locales 14/06/2019

¡Poné LVA!

El adiós a Jorge Krupitzky

Con pocos días de diferencia fallecieron Silvia Batiluschi y Jorge Krupitzky, ambos vinculados al periodismo, con visiones distintas y las diferencias importantes que tienen que ver con modos y formas así como características. Tuve posibilidad de rendirle un pequeño homenaje a Silvia en el acto del Día del Periodista, el 7 de junio. Silvia se fue unos días antes y Jorge unos días después. Ellos representaron importantes momentos de la gráfica y la radiofonía en nuestra ciudad.

Fueron muchas las diferencias que me separaron de Jorge Krupitzky. Metodológicas, ideológicas y personales, a lo largo de tres décadas.

Pero Jorge Krupitzky marcó un camino, dejó una huella en momentos en los que la tecnología con que hoy contamos era algo incipiente. Jorge, a mi criterio, hizo cosas increíbles en la comunicación radial, en principio, local. Habría que averiguar si existen antecedentes de alguien capaz de transmitir o comunicar sobre bellezas naturales, por citar un ejemplo, las Cataratas del Iguazú, por radio. Normalmente serían fotos y videos, pero no, era la radio la que emitía desde allá o más allá, en la Argentina o en Europa.

Lo dije muchas veces. Krupitzky fue capaz de vender publicidad, hablar, conectarse y transmitir de manera poco común en lo que fue su LVA.

Krupitzky también fue capaz de que una mayoría de sus oyentes y una gran parte de los que no eran sus oyentes, clavaran la sintonía en LVA. Y era la sirena de los bomberos la que obligaba a encender la radio. En voz baja, más alta o a los gritos, quién no escuchó "¡poné LVA!" o "¿qué dijo Krupitzky?". Y así era, así fue. En cualquier lugar de la ciudad se aguardaba la información sobre un determinado hecho de tránsito, algún siniestro o alguna tragedia.

En lo personal también "utilicé" ese "servicio a la comunidad" para enterarme de algún suceso.

Como fue otro pionero Ignacio Goñi, como lo fue "Lito" Andriuolo, la misma Silvia y otros con estilo propio, todos nos dejaron algo a lo largo del camino que recorremos los representantes de medios de comunicación en nuestra ciudad.

Y todo eso está mucho más allá de las diferencias personales o gestos o dichos y entredichos. Es, simplemente, reconocer el trabajo y la tarea realizada sin importar horarios, lluvias o tormentas y "arriesgando" en beneficio de la información. Lo hizo hasta que la salud se lo permitió y aún con más limitaciones, siguió al lado del micrófono.

Esas maneras, esas formas, esas características tan personales se van a extrañar, se extrañan ya.

Alberto Víctor García


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo