23 de enero de 2019

Editorial 24/11/2017

"Por favor, no hablen sin saber"

Opinión

Por favor, no hablen sin saber. Es muy cómodo dar una opinión desde la ignorancia y la comodidad de nuestras casas.

Para los que somos "hijos de la Armada" el trabajo de nuestros viejos es difícil de explicar. Pero fascinante de vivir. 

Ir a visitar a tu papá al trabajo es subirte a un buque, a un submarino, trepar escaleras, preguntarle a papá "qué hace ese coso" y nunca llegar a entender bien pero igual sentir fascinación. Es caminar entre los interminables pasillos que parecen todos iguales pero que, seguro, en momentos críticos no lo son. Es ir a la cámara y que te den Coca Cola en un vaso con ese escudo inconfundible impreso. 

Pero también es que papá no esté muchos días, semanas, meses y también es que papá vuelva con ese olor a buque que solo los que lo vivimos sabemos entender.

Por favor, no hablen sin saber. Es muy cómodo dar una opinión cuando nunca estuviste en la situación de que tu papá pueda no volver a casa.

Que un buque vuelva a puerto es una fiesta. Es esperar y verlo acercarse más lento de lo que uno de chico puede aguantar. Orgulloso, imponente. Es saber que todo vuelve a la normalidad. Es más Coca Cola en la cámara y papá con más olor a buque que nunca. Pero es papá en casa. Y el buque en casa también.

Por favor, no hablen sin saber. Es muy cómodo dar una opinión cuando no sabés lo que es el interior de un submarino. Y el coraje que se requiere para elegir defenderlo.

Porque hoy hay muchos hijos de la Armada, como yo, que no tendrán papá con olor a buque, ni Coca Cola en la cámara en el vaso con el inconfundible escudo impreso.

Porque nadie está dejando que nos invadan. Porque recibir ayuda es tan sensato como ayudar. Porque cualquiera de los que están ahí abajo hubiera ayudado sin dudarlo. Porque si hay algo que sabe un marino es el valor del trabajo en equipo.

Por favor, no hablen sin saber. Por una vez, prioricemos buscar consuelo antes que culpables. Por una vez, no nos dejemos contaminar por las opiniones de quienes nunca jamás van a entender lo que significa que un buque no vuelva a casa. Que no haya papá con olor a buque ni Coca Cola en la cámara.

Por favor. No hablen sin saber.

Sandra Levy


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo