15 de abril de 2024

Nacionales 19/07/2023

Por primera vez, una mujer argentina fue seleccionada como finalista del Global Student Prize 2023

Quién es Victoria, la estudiante que deslumbra con sus proyectos

Una joven argentina fue seleccionada este miércoles entre les 50 mejores estudiantes del mundo por el Global Student Prize 2023, un premio internacional que Chegg.org lanzó en alianza con Fundación Varkey en 2021 y que otorga al ganador o ganadora un total de 100.000 dólares.

Se trata de Victoria Rojas, una adolescente de 17 años oriunda de Posadas, Misiones, que cuenta en su trayectoria con numerosos proyectos, entre ellos "Innovaty", una red de jóvenes que busca disminuir la barrera de la desinformación.

Victoria fue seleccionada entre 3851 postulaciones de 122 países y es la primera mujer argentina en haber quedado entre les 50 finalistas del Global Student Prize. Este premio, dirigido a estudiantes que tengan al menos 16 años y formen parte de una institución académica o un programa de formación, reconoce "logros extraordinarios" de jóvenes que estén generando "un impacto real" en la vida de sus compañeres y en la sociedad en general.

"Siento, en primer lugar, que es un gran honor. Pero también tengo la sensación de que no voy a ser ni la única ni la última en ser seleccionada. Todos los que fueron elegidos son unos genios, personas muy admirables, por eso es un gran honor para mí esta noticia", dijo a Página|12.

En la actualidad, la joven cursa quinto año en el Instituto Politécnico San Arnoldo Janssen n°0418 con la orientación de Maestro Mayor de Obras. "Antes era un colegio solo para varones, porque se estudiaba algo que era considerado un trabajo solo de chicos. Ahora somos un montón de chicas, entonces siento que es una buena noticia y que hay más equidad", agregó.  

¿Quién es Victoria Rojas?

Victoria, oriunda de Posadas, contó que la suya fue una "infancia movida", con padres docentes que tuvieron que "trabajar intensamente" para consolidar su hogar. La historia familiar, además, está marcada por su abuelo, que tuvo que emigrar desde Paraguay debido a la persecución política de la dictadura de Alfredo Stroessner. 

Esta situación no le impidió a Victoria realizar todo tipo de experimentos y emprendimientos en su casa y escuela. Como era una niña tímida -cuenta su familia- su madre decidió llevarla a teatro, una experiencia que potenció "enormemente" su expresividad. 

A los 9 años, junto a una compañera de clases, inició GuVic cuyo objetivo era crear cuentos para niños para promover la lectura. "A Guada, mi compañera, le gustaba muchísimo escribir cuentos y entonces empezamos a desarrollar libros: ella los escribía, yo los editaba y los vendíamos en nuestra escuela. Después creamos juegos para que otros chicos aprendan matemáticas y a leer y escribir y los llevamos a las salitas de jardín de nuestra propia escuela", relató la joven a este diario.

Tiempo después, participó de la Escuela de Robótica presentando un proyecto para mejorar la calidad del sueño a través de una almohada con distintas funciones. "Hacía masajes, regulaba la temperatura", recordó entre risas Victoria. 

Más tarde, con 12 años, formó parte del equipo de ciencias de "Infinito por Descubrir", donde desarrolló un proyecto de investigación llamado "el mundo en una Gota". Su objeto de estudio eran los ecosistemas de los ríos locales. "Iba a la Costanera y a las lagunas y luego me llevaba las muestras para analizar con microscopio. Quería saber todo, incluso llevé la saliva de mi perrito, Washington", reveló la adolescente.

Además del apoyo de su familia, que para que "pudiese desarrollar su creatividad, su pensamiento crítico y no generase su propio aislamiento" recién la dejó utilizar celular a los 13 años, la joven recibió un fuerte acompañamiento de sus docentes. "Los profes que tuve me cambiaron la vida, me dijeron que no me rinda y me acompañaron en los momentos difíciles. Tener la oportunidad de recibir educación es fundamental para construir una sociedad justa", opinó Victoria.

Entre otros puntos destacados de su trayectoria, se encuentra el primer discurso que dio a sus 15 años en el Parlamento Juvenil y su participación en diversas instancias del Modelo de Naciones Unidas, donde ha obtenido junto a un compañero el primer puesto provincial y tres menciones de honor.

En 2022, además, la adolescente fue seleccionada para participar del programa "Jóvenes Embajadores", una iniciativa de desarrollo de liderazgo centrado en el compromiso cívico, organizado por la Embajada de los Estados Unidos, que permite a estudiantes de nivel secundario viajar por tres semanas a distintas ciudades de ese país.

Innovaty, un proyecto para combatir la desinformación

Meses atrás, a partir de lo aprendido en el intercambio "Jóvenes Embajadores 2022" y con el objetivo de devolver a su comunidad algo de todo lo que ha recibido en estos años, Victoria creó "Innovaty" -innovación + "aty" ("equipo" en guaraní)- bajo el lema "Inconformistas innovando en comunidad: para ir más allá de las palabras y pasar a la acción cuando identificamos una problemática".

Se trata de una "organización de jóvenes para jóvenes" que busca disminuir la barrera de la desinformación ya que "hay muchos chicos que quieren mejorar su entorno y no saben bien cómo" y la idea es "darles a conocer las oportunidades y acompañarlos en el proceso". Actualmente, Innovaty tiene 12 voluntarios --se encuentra abierta la convocatoria para sumar más personas a la red-- de entre 15 y 18 años, de 7 provincias argentinas.

"Muchas veces podemos ver a chicos que encuentran problemas en su día a día y eso los lleva a la queja y es muy difícil que puedan pasar a una acción que pueda resolver el problema, y no siempre es porque no quieran sino porque no saben por dónde empezar", reflexionó Victoria sobre el origen del proyecto. 

Entonces, en Innovaty, "a partir de las herramientas que adquirimos en distintos programas para jóvenes y del privilegio de ser un grupo formado por personas de distintas provincias, contamos con la posibilidad de ver los problemas desde distintas perspectivas y armamos programas para darles a esos chicos inconformistas, a través de talleres y conversatorios virtuales y presenciales, las herramientas que están necesitando para actuar", explicó la adolescente.  

Este año, además, la joven se prepara para viajar a Dubái y asistir al programa "Change the World Model United Nations", del que participarán cientos de estudiantes de todo el mundo para debatir las principales cuestiones de la agenda política internacional. Para poder viajar, Victoria cuenta con la ayuda de su comunidad educativa, que con diversas iniciativas está recaudando dinero para que en octubre la adolescente tenga los fondos necesarios para ir a Dubái. 

"La historia de Victoria podría representar la de muchos jóvenes de Argentina y la región, donde su propio potencial adquiere brillo gracias al apoyo de su familia y el impulso de grandes docentes", consideró Agustín Porres, director regional de Fundación Varkey para Latinoamérica. En la experiencia de esta joven, concluyó, "no sólo vemos un desarrollo de talento personal" sino que también "vemos claramente que si ellos, los estudiantes, tienen verdaderas oportunidades, ese potencial pasa a ser una oportunidad para toda la comunidad".

Otres finalistas 

En América Latina también resultaron finalistas Brian Martínez, de Uruguay, Elisa Torres, de Chile, Georgina Batista, de República Dominicana, Maydelith Zuñiga Cabrera, de Perú, Santiago Páez, de Colombia, Bianca Bearare y Henrique Peixoto Godoi, de Brasil, y Fernando Daniel de Lucio Villalobos y Gerardo Murga, de México.

El ganador del año pasado, en tanto, fue el adolescente ucraniano Igor Klymenko, un estudiante de 17 años de Kyiv que se trasladó a las afueras de Ucrania al comienzo de la guerra con Rusia para terminar su último año de secundaria. 

Refugiado en el sótano de su nueva casa, Igor completó sus estudios mientras perfeccionaba un dron detector de minas en el que había estado trabajando durante ocho años.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo