2 de julio de 2022

Locales 18/08/2021

Retiro de sikuris en Cazón

Miembros del grupo Wayramanta

Los conjuntos de sikuris constituyen un grupo de intérpretes del instrumento siku, el cual exige un conglomerado importante de integrantes para su conformación como tropa, comparsa, agrupaciones o bandas. Como dice Apaza Añamuro (2007), el siku como expresión dentro del sistema de organización social aymara-quechua define y está definido por los conceptos de género, comportamiento psicosocial, y desarrollo del ciclo vital humano, representando la síntesis de una forma de vida comunitaria en armonía y equilibrio, hecho música.

Y Wayramanta es un conjunto o agrupación de sikuris, fundado en 1993. En los comienzos, el grupo se dedicaba mayormente a la difusión de las diferentes familias de instrumentos autóctonos del mundo rural altiplánico, cuestión que tenía como inconveniente un abordaje superficial de las diferentes expresiones musicales comunitarias. De esta forma, el trabajo del conjunto fue priorizando una interpretación de un número reducido de géneros existentes en el Departamento de La Paz. Desde 2001, de forma ininterrumpida, han estado desarrollando el estilo Jach'a Laquita de Ilabaya.

Y el último fin de semana, varios miembros de Wayramanta (La esquina del viento), estuvieron en Cazón donde, algunos de ellos, están construyendo sus viviendas aún no permanentes. Son del sur del gran Buenos Aires

¿Qué son los sikuris formaciones?

Sus sikuriadas son melodías sagradas, una manera de oración, de conexión con los dioses y ancestros. La muestra Cosmogonías y Sikuriadas no es un reflejo documental de la peregrinación, sino una reinterpretación de mundos mágicos y espirituales andinos, con relatos mítico-simbólicos visuales personales.

¿Dónde se utiliza el siku?

En la actualidad se encuentra en el Altiplano de Perú y Bolivia, parte de Chile y la Argentina. Los sikus están confeccionados con cañas de bambú, no obstante, no es fácil determinar qué especie o especies son las que se utilizan.

Música y sonido en Cazón después del temporal. Una muy buena experiencia y una grata visita que se repetirá seguramente, con la posibilidad de alguna actuación en la ciudad. Que sirva para profundizar el conocimiento de un instrumento como el siku aún desconocido para muchos y muchas.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo