15 de noviembre de 2018

Deportes 10/07/2018

¿Sabella vuelve al fútbol?

El fracaso de la Selección potenció más su imagen.

Hasta algunos detractores ahora lo valoran. Recuperado de una cruel enfermedad, ¿su posible regreso será en Estudiantes?

Su última imagen lo mostró con Seba Domínguez, que impulsa un novedoso proyecto futbolístico

El mundo del fútbol pide por más Alejandros Sabellas. El mal paso de la Selección en los últimos años potenció su imagen, al punto que hasta sus propios detractores ahora lo piden de regreso o al menos destacan su metodología de trabajo.

¿Sabella vuelve al fútbol? Es la pregunta que se vienen haciendo hinchas, curiosos y periodistas desde hace un tiempo. La pregunta está más cerca de responderse: su regreso ya no es un sueño sino que tiene una base sólida.

Este medio tuvo acceso al entorno más cercano de Pachorra y por primera vez en cuatro años confirmaron existe un aval completo para su regreso a las canchas. Al menos así lo manifestaron tres fuentes consultadas.

Sabella tiene el alta médica desde hace un tiempo. Ahora el impulso familiar. Y sus ganas como en las mejores épocas. "Si todo sigue así muy pronto estará trabajando otra vez", contaron.

El regreso de Sabella al fútbol no lo tendrá con el buzo y detrás de una línea de cal. Esta vez será manager, head coach, asesor... Que le pongan el nombre que quieran pero ya no estará al frente de un plantel.

En Estudiantes lo esperan con los brazos abiertos. Ya lo manifestó en su momento el presidente Juan Verón y lo mismo repitió el secretario técnico Agustín Alayes. Es más, varias veces se reunieron Sabella con el actual entrenador Pincha Leandro Benítez.

"Ojalá quiera trabajar en Estudiantes, pero la verdad es que no depende de nosotros. Acá tiene las puertas abiertas y celebramos que tenga la decisión de volver. Ya sabe que lo queremos y de ninguna manera lo vamos a presionar", contaron desde el corazón del Country Club, felices por la noticia pero cautos por el bajo perfil del ex entrenador.

CUATRO AÑOS SABÁTICOS

Después de alejarse de la Selección, tras el Mundial de Brasil 2014, Alejandro Sabella decidió tomarse un descanso del fútbol profesional, tanto a nivel selecciones como clubes.

Estuvo por cerrar con un par de combinados nacionales y otros tantos equipos de Europa. Pero por distintos motivos no llegó a un acuerdo. Ni él ni sus ayudantes de campo y Preparador Físico volvieron a trabajar.

Entonces contrajo una enfermedad que lo tuvo a mal traer prácticamente dos años. Se encerró en su círculo más íntimo y poco se supo de él, salvo por algunas publicaciones en las redes sociales de sus hijos. Luego de luchar logró recuperarse y sorteó al marcador más difícil de su vida.

El último año estuvo más activo y muy cercano a Estudiantes. Como primera medida decidió contraer matrimonio con su compañera de más de 20 años: Silvana Rossi.

Luego participó de la inauguración de unos murales con los rostros suyos, de Carlos Bilardo y Osvaldo Zubeldía en el Country Club de City Bell.

Fue a la cancha en oportunidad del partido contra Newell?s y repitió en un encuentro de copa Libertadores, acompañado por amigos, su yerno Sebastián Dubarbier y su hija María Alejandra.

Además recibió en su casa al Chino Benítez, Lucas Bernardi, Leandro Desábato y recientemente a Sebastián Domínguez, otro futbolista al que dirigió en la Selección y que se está preparando para desembarcar en el fútbol con un proyecto integrador que contempla fútbol profesional y juvenil.

A CUATRO AÑOS DEL ÚLTIMO GRAN TRIUNFO DE LA SELECCIÓN

El 9 de julio de 2014 Argentina logró su último gran triunfo. En el Arena Corinthians de San Pablo derrotó 4-2 por penales a Holanda y de esta manera se clasificó a la final de la Copa del mundo. Fue la última gran alegría de la Selección.

El equipo nacional, dirigido por Alejandro Sabella, formó con Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Martín Demichelis, Marcos Rojo; Enzo Pérez, Lucas Biglia, Javier Mascherano; Gonzalo Higuaín, Lionel Messi, Ezequiel Lavezzi.

En la definición por penales marcaron Lionel Messi, Ezequiel Garay, Sergio Agüero y Maxi Rodríguez. Chiquito Romero contuvo los envíos de Ron Vlaar y Wesley Sneijder.

Tras ese partido pasaron cuatro año, tres técnicos, tres copas de América, decenas de amistosos y una Eliminatoria. Nunca más la Selección contagió tanto orgullo como esa noche en San Pablo. Al día de hoy los argentinos siguen esperando algo que se asemeje. ¿Será que su regreso al fútbol está más cerca? Las señales son positivas y las chances son cada vez más altas.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo