25 de enero de 2022

Locales 22/05/2021

Saladillenses en Chubut con "gallinas felices"

Hoy abastecen de huevos a clientes de Esquel, Trevelin y Lago Puelo

"Gabriela Nápoli y Hugo Lacunza llegaron en febrero del año pasado a Trevelin con el fin de abrir una pizzería y echar raíces en este punto de la cordillera de Chubut. Venían de Saladillo, provincia de Buenos Aires, donde se desempeñaban en el rubro gastronómico. Pero por la pandemia decretada a partir del 20 de marzo, los planes cambiaron y no se quedaron con los brazos cruzados: comenzaron a criar gallinas ponedoras a campo; primero en Aldea Escolar y luego pudieron alquilar una chacra en Los Cipreses, donde hoy residen y crian 1.700 gallinas. Gracias a éstas, venden huevos y abastecen a comercios y particulares de Esquel, Trevelin y Lago Puelo.

Huevos muy buscados por los veganos, ya que las gallinas no están en cautiverio, sino que andan por toda la chacra. Son las conocidas "gallinas felices".

En diálogo con Suplemento "Meseta & Pueblos", Gabriela contó la historia, que llegó a nuestro medio a través de una vendedora de huevos de Trevelin, Paola Alejandra Leal.

Quien se encarga de la venta y promoción a través de videos y folletería es Gabriela; su esposo Hugo realizó cursos y se capacitó en avicultura. Destacó, en este camino emprendedor, a quien les ha dado una mano y les ha enseñado este trabajo en estas latitudes, Rolando Solís, de Aldea Escolar, con quien comenzaron a trabajar con 500 gallinas.

Pudieron alquilar la chacra "Meraqui Sur" de Jacobsen y al emprendimiento le pusieron "Trono de nubes", ya que está mirando a la montaña de igual nombre, que limita justo con Chile.

Las aves "están en pleno replume y en una producción que alcanza el 40 por ciento; con 500 o 600 huevos por día y se espera más para la primavera, donde la producción está entre el 90 y el 100 por ciento".

Gabriela va los martes, jueves y sábado a vender a Trevelin; los lunes y viernes va a Esquel, donde llega un comerciante de Lago Puelo. Tienen como clientes a reconocidos comercios entre los que se incluyen panaderías, pollerías, supermercados, también venden pollos parrilleros.

El trabajo en la chacra implica cuidar a las gallinas, para lo cual tienen perros que las vigilan de los zorros; se atiende que no se enfermen, se las faena; se distribuye y vende, además de contar con la libreta sanitaria.

Los huevos que se venden son de campo, de pastizales naturales, de gallinas felices, y el trabajo que realizan es ganadería regenerativa. Los huevos son saludables."

Una buena noticia que viene del sur.

Suplemento Meseta y Pueblos, diario El Chubut - Chubut


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo