10 de diciembre de 2019

Locales 12/06/2019

Saladillo y General Alvear "Unificando Huertas"

En el predio de la CES

En el predio de la CES de avenida Saavedra, donde se lleva adelante la Huerta "Cultivando Sueños", los jóvenes del Programa Envión a cargo del Proyecto socio productivo recibieron a los integrantes del Comedor Madre Teresa, de la vecina ciudad de General Alvear.

El encuentro fue denominado "Unificando Huertas" ya que el grupo de General Alvear, hace unos meses inició una huerta orgánica al igual que en Saladillo. En ambas localidades, dichos proyectos son coordinados por el programa Pro Huerta del Ministerio de Salud y desarrollo social de Nación y del INTA. Las técnicas del Pro Huerta de ambas localidades, explicaron que "la idea de esta primera jornada es unificar conceptos, conocimientos, intercambio de semillas, de plantines. Empezar a conocernos para generar algo juntos."

La huerta orgánica, social y comunitaria "Cultivando Sueños" impulsada por jóvenes del Programa Envión Saladillo, la Cooperativa Eléctrica de Saladillo y la Agencia de Extensión Rural Saladillo del INTA, a Través del Programa Pro Huerta, vienen impulsando actividades de integración social.

El Comedor que funciona en el Barrio de Villa Belgrano desde hace más de 20 años, bajo la tutela de Cáritas Parroquial y que contiene aproximadamente 50 niños, ha implementado una Huerta bajo un enfoque agroecológico junto a la Fundación Esperanza Alvearense y la Agencia INTA de General Alvear, mediante el programa pro huerta. De dicha huerta se extraen las verduras para elaborar la comida.

En el encuentro del sábado en la Huerta de Saladillo, se intercambiaron experiencias de trabajo social, entre jóvenes comprometidos con la producción orgánica y agroecológica.

Ramiro Avinceta, coordinador general del Programa Envión de Saladillo, dijo que el proyecto cumple con uno de los objetivos de Envión que es generar en los chicos la cuestión laboral, productiva. "Para nosotros es importantísima la huerta porque los chicos trabajan con sus manos la tierra y se ha generado un grupo que empieza a tener el hábito y la cotidianeidad del trabajo. Siempre es abierto y se van sumando. También existe una parte deportiva y recreativa que es importante para los chicos".

El diácono Carlos Pina, encargado del comedor Madre Terea del barrio de Villa Belgrano de la vecina ciudad, junto con la representante de la Fundación Esperanza Alvearense Gabriela Pessotano: aseguraron que se trata de una experiencia muy linda y gratificante. "Comenzamos en el verano una Huerta y estamos tratando que los chicos se integren en esta práctica de trabajar el suelo. Además de cultivar hortalizas queremos que los chicos cultiven esperanzas y sueños que son motores esenciales para construir una sociedad mejor. Hoy asisten unos 50 chicos, un total de 34 familias son las que ayudamos con alimentos y a través del comedor".

INTA destacó también en su página Web encuentro del que participaron Fundación Esperanza Alvearense y Comedor Madre Teresa.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo