29 de noviembre de 2022

Provinciales 21/06/2022

Testigos de Jehová visitaron el Hospital Cuenca para plantear alternativas a la transfusión de sangre

En Cañuelas

Por razones dogmáticas se niegan a recibir sangre de otra persona. ¿Qué hacer ante la emergencia?

"Mantente firmemente decidido a no comer la sangre, porque la sangre es la vida, y no debes comer la vida con la carne" expresan las sagradas escrituras en Deuteronomio 12:23. Éste es uno de los pasajes de la Biblia al que apelan los Testigos de Jehová para rechazar algunas prácticas como comer morcilla o recibir transfusiones sanguíneas de otras personas.

Ante los desafíos que plantea para la medicina atender a integrantes de esta congregación sin afectar sus creencias y sin vulnerar el juramento hipocrático de los médicos, días atrás se produjo una reunión de entendimiento entre delegados regionales de los Testigos de Jehová y distintos profesionales del Hospital Cuenca Alta Néstor Kirchner (HCANK) de Cañuelas.

En el marco del Comité de Ética e Investigación se llevó a cabo un debate sobre estrategias clínicas para evitar transfusiones de sangre y facilitar que los pacientes Testigos de Jehová reciban asistencia médica. En representación del culto expusieron Daniel Cistriani, Gastón Dechandt, Eduardo Giovannelli y Lucas Rizzo.

Luego de realizar una breve introducción sobre sus fundamentos religiosos, los referentes de la congregación explicaron que si bien aceptan la atención médica como cualquier mortal, no admiten recibir sangre de otra persona. En esa línea explicaron que en el caso de una cirugía programada se inclinan por la autodonación de sangre obtenida mediante una extracción previa al día de la intervención.

Cuando se produce una emergencia el manejo no es tan sencillo. Sería el caso de un paciente Testigo de Jehová que requiere atención estando inconsciente luego de un accidente de tránsito, por ejemplo. Siempre que el equipo médico sepa la orientación religiosa del paciente, se debe implementar la autorecuperación sanguínea en el campo operatorio, mediante una bomba que va reaprovechando la misma sustancia hemática del paciente.

Cistriani, Dechandt, Giovannelli y Rizzo aclararon que al ingresar a la congregación los miembros firman ante escribano público un documento en el que aceptan una serie de lineamientos de conducta, uno de ellos es el rechazo a la sangre de terceros. Dijeron que de ser necesario un familiar del paciente puede acercar al Hospital ese testimonio en el que piden no ser transfundidos, incluso a riesgo de perder la vida.

Referentes de los Testigos de Jehová en el Cuenca.

La situación es un poco más flexible con los niños. Los referentes explicaron que en el Hospital Garrahan, por ejemplo, hay un protocolo según el cual los médicos toman los máximos recaudos para no transfundir y sólo utilizan la transfusión como último recurso.

Fuentes del Cuenca dijeron a InfoCañuelas que recientemente hubo algunos casos de pacientes Testigos de Jehová que recibieron transfusiones porque no le expresaron al personal médico o enfermeros que pertenecían a ese grupo. Por ello, para evitar conflictos, se acordó que de ahora en adelante en las historias clínicas se mencionará la pertenencia de estos pacientes a ese culto.

Del encuentro participaron Luis Crovetto, integrante del Consejo de Administración del HCANK por el ministerio de Salud de la Nación; el director Ejecutivo Diego Cerrudo; la directora Médica María Laura Sirimarco; la directora de Docencia y Ética aplicada, Beatriz Firmenich; la directora de Enfermería Elena Domínguez; y el coordinador de servicios Eduardo Salinas. 

infocanuelas.com

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo