13 de octubre de 2019

Locales 20/09/2019

Un hombre mató a toda su familia en un lapso de 9 años

Está detenido en la cárcel de Gorina

Hechos policiales históricos

En 2002 condenaron a Luis Fernando Iribarren a la pena máxima por asesinato. Seguirá preso hasta el 2027.

Luis Fernando Iribarren, conocido como el "carnicero de San Andrés de Giles", es un homicida múltiple. Luego de una discusión, mató con una carabina vizcachera a su padre, a su madre, a su hermana y a su hermano. El hecho ocurrió a mediados de 1986.

"Sin pensar, pero comprobando que estaba cargada, agarré el arma. Entré en la pieza en la que dormían mis padres y mi hermana. Con la seguridad de que tenía ubicados los cuerpos y de que no me hacía falta mirar, cerré los ojos. No sé si les disparé dos o tres balazos a cada uno", dijo Iribarren en su declaración.

Y continuó: "Salí de la pieza, siempre con el arma entre mis manos, cerré la puerta y pasé al dormitorio de mi hermano. A medida que me acercaba, miraba cómo dormía. Recuerdo que le pegué con el cañón del arma en la cabeza. En ese momento, sin pensarlo disparé una vez más. Después de que le pegué el balazo, mi hermano quedó con los ojos abiertos. No sé si se despertó por el ruido o por qué, en ese momento comenzaba a amanecer".

El crimen ocurrió en la casa de campo que tenían en la zona rural de Tuyutí, a 20 kilómetros de San Andrés de Giles. Sin embargo, no fue condenado por esos asesinatos. Y en 1995 concretó el último de los cinco homicidios.

El policía Ramiro Álvaro Córsico llegó a la vivienda y encontró una nota escrita: "Fui al velorio de mi tía Alcira". Sin embargo, ninguno de los vecinos sabía que la maestra jubilada había fallecido. Cuando consultó en las casas velatorias de la zona, le dijeron que no había fallecido ninguna mujer de 65 años. El nombre de Alcira Iribarren tampoco figuraba en las actas de defunción.

Al estar imposibilitada de moverse por la enfermedad que sufría, el sobrino de Alcira era quien cobrara la jubilación todos los meses. Con este dato, el oficial decidió ir a buscar al sobrino de la jubilada para llevarlo a la comisaría.

Según consta en el expediente, llegó a la Comisaría y escuchó el relato de Luis sobre su tía Alcira. "Estaba muy enferma y decidí ayudarla a terminar con el sufrimiento, tal como ella quería. Entonces procedí a asfixiarla. La tomé del cuello con mis manos. Pero debido a que con esa maniobra no se moría fui a buscar el arma que guardaba en la mesa de luz", confesó.

Pero en su declaración, confesó que había matado a su familia años antes. "No tuve el coraje de dispararle a mi tía con el arma porque me acordé de lo que les había hecho a mis padres y a mis hermanos. No soportaría hacerlo de nuevo. Por lo que seguí buscando otro objeto. Al llegar al patio vi el hacha. En realidad, había dos hachas. Tomé la que tenía el mango más largo y me dirigí a la habitación de mi tía. Me paré al costado de la cama y le pegué dos golpes en el costado izquierdo de la cabeza", reveló el imputado.

Al no encontrar los cuerpos, Iribarren estaba procesado por el homicidio de su tía. En ese momento, los investigadores creían que había inventado el resto del relato sobre los asesinatos de sus padres y hermanos para lograr que lo declararan inimputable. Luego de tres meses de búsqueda, el 15 de noviembre de 1995, los técnicos del SEIT hallaron los cuatro cadáveres "en una fosa común, sincrónica y primaria donde antes existía un chiquero".

En agosto de 2002, la Sala III de la Cámara de Mercedes sentenció a Iribarren a la pena de reclusión perpetua más la accesoria de encierro por tiempo indeterminado, por los cinco crímenes.

La única explicación que dio Iribarren ante el juez para justificar la masacre fue: "Les tenía bronca". Actualmente, Iribarren está detenido en la cárcel de Gorina, cerca de La Plata. Terminó el secundario y cursó una carrera universitaria, Comunicación Social, aunque no la completó. Su condena expira en 2027 pero su liberación dependerá de los informes psicológicos.

FUENTE: La Nación

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo