25 de enero de 2022

Provinciales 30/05/2021

Un joven ingresó a la UTI del Hospital de Lobos y provocó un hecho bochornoso

Cuestionando el Covid-19 y asegurando que es una mentira

Personal de la Policía Comunal de Lobos, juntamente con personal que cumple funciones de servicio de Policía Adicional en el Hospital Zonal General de Agudos de Lobos, procedieron a reducir a una persona identificada como Abdala Nilo Amir Medina Chale (28), que había ingresado a las instalaciones de dicho Establecimiento, generando disturbios e increpando a personal administrativo y directivos, como así también se pronunciaba en contra de las medidas Sanitarias Dispuestas por el Ejecutivo Nacional mediante el DNU 334/21, y su descrédito al virus Covid-19, además de ingresar sin autorización y sin ningún tipo de protección acorde al protocolo de bioseguridad, a las Salas de Terapia Intensiva y de Covid-19, las cuales se encuentran ocupadas con pacientes.

A raíz de lo suscitado se iniciaron actuaciones Judiciales por Infracción al artículo 205 del CPN, con intervención del Juzgado Federal 1 de Lomas de Zamora, quien impartió directivas al respecto, quedando procesado en la causa.

Opinión

Un ¿abogado? (¿seguro?), debe tener muy presente, como regla suprema, que el derecho de cada uno termina donde nace el de los demás.

Sin embargo, Nilo Medina, superó todos los límites que se pueden admitir, en su afán de seguir montando actuaciones que le permitan saciar su hambre de salir en los medios locales, nacionales o internacionales, cuestionando la pandemia, asegurando que es una mentira, y pretendiendo liderar esta corriente que desde el año pasado promueve manifestaciones de todo tipo.

En el momento más crítico de la situación en Lobos, este sujeto irrumpió de manera patética esta mañana en el Hospital, prepoteó al director del establecimiento, y a los gritos, sin ninguna protección, ingresó en la sala Covid y también en la Terapia pidiendo información e insistiendo con su prédica de que se trata de una mentira.

Personal policial que fue requerido, logró finalmente reducirlo y trasladarlo a la dependencia, de donde seguramente saldrá en cuestión de minutos.

El tema pasa por saber si este sujeto podrá seguir haciendo lo que quiera, aunque eso implique vulnerar derechos de personas enfermas y de quienes están denodadamente trabajando para cuidarlos y asistirlos.

Una vergüenza a la que alguien deberá ponerle freno, salvo que Lobos sea tierra de nadie.

Colaboración de Carlos Jáuregui

FUENTE: infolobos


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo