23 de abril de 2024

Nacionales 10/08/2023

El inesperado giro en el caso de Marita Verón: ¿murió en una clínica privada de Tucumán?

La Justicia Federal busca pruebas para reconstruir los últimos días de la hija de Susana Trimarco, desaparecida en 2002.

La Justicia Federal inició una investigación para verificar la existencia de documentación de una clínica privada relacionada con María de los Ángeles "Marita" Verón, la joven de 23 años desaparecida en Tucumán el 3 de abril de 2002. La madre de Marita, Susana Trimarco, confirmó esta información a través de un comunicado emitido por la Fundación María de Los Ángeles.

Recientemente se llevaron a cabo allanamientos en una clínica de la capital provincial, posiblemente Luz Médica, aunque no se confirmó oficialmente. Además, se tomaron testimonios de personas relacionadas con un sindicato. Estas acciones tienen como objetivo verificar la existencia de una carpeta que contiene imágenes del cuerpo sin vida de la joven.

En el comunicado difundido por las redes sociales de la fundación, Trimarco mencionó que el Fiscal Federal 2, Agustín Chit, está investigando "datos" relacionados con documentación que podría vincular a ciertos sectores gremiales con el conocimiento de la posible muerte de Marita.

La mujer expresó su esperanza de que la nueva investigación pueda ayudar a resolver el caso y finalmente descubrir qué le sucedió a la joven desaparecida.Carlos Garmendia, abogado de la causa principal de la desaparición de Marita Verón, tiene previsto ofrecer una conferencia de prensa el próximo miércoles para informar sobre los avances de la investigación.

Marita Verón, de 22 años, fue secuestrada el 3 de abril de 2002 en San Miguel de Tucumán. Desde entonces, esta joven madre de una niña de 2 años, ha permanecido desaparecida.

Las investigaciones realizadas por Susana Trimarco de manera independiente llevaron a la Justicia a determinar que Marita había sido reclutada por una organización de trata de personas que operaba en La Rioja con el propósito de explotarla sexualmente.

En 2012, el juez de instrucción Víctor Manuel Pérez llevó a juicio a 13 acusados por el secuestro de Marita Verón. Entre los acusados se encuentran los hermanos María Jesús y Víctor Rivero, vinculados al clan "Ale"; Irma Lidia Medina, dueña de prostíbulos en La Rioja; los hermanos José Fernando y Gonzalo José Gómez; Daniela Natalia Milhein, Andrés González, Carlos Alberto Luna, Domingo Pascual Andrada, María Azucena Márquez; Humberto Derobertis, Mariana Bustos y Cynthia Gaitán.

El juicio oral se llevó a cabo a lo largo del año y finalizó en diciembre con la absolución de todos los acusados.

El tribunal sentenció a los hermanos Gómez a 22 años de prisión como coautores del delito de retención y ocultamiento agravado para el ejercicio de la prostitución de Marita Verón. También condenó a Milhein y González a 18 años por el mismo delito.

Los hermanos Rubén "La Chancha" Ale y Ángel "Mono" Ale, sospechosos en la desaparición de la hija de Trimarco, fueron arrestados junto a otras cuatro personas por lavado de activos. La detención se llevó a cabo en respuesta a una investigación dirigida por el juez federal Fernando Poviña, impulsada por la Unidad de Investigación Financiera a raíz de las denuncias presentadas por Trimarco.

En abril de 2018, los hermanos Ale fueron sentenciados a una pena de 10 años de cárcel por ser considerados los líderes de una organización criminal dedicada al lavado de dinero. Por su parte, María Jesús Rivero recibió una condena de 6 años.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo