7 de diciembre de 2022

Internacionales 02/07/2022

La perturbadora historia del "vampiro" de perros, el falso veterinario que mataba animales para vender la sangre

Ocurrió en Madrid y sospechan que podría haber matado a 500 perros y gatos.

Un hombre es investigado por la Justicia española por el armado de un banco de sangre para animales en Madrid para el cual habría matado intencionalmente a 500 perros y gatos. La historia comenzó hace casi 20 años, aunque recién salió a la luz hace pocas semanas, gracias al relato de un testigo clave que denunció las recurrentes incineraciones de animales. Cuando hace 15 días hubo un allanamiento, los agentes de la policía rescataron a 257 animales. 

El "veterinario vampiro", como lo apodaron medios españoles, fue identificado como Luis Miguel V.F y la Guardia Civil cree que al menos 500 animales fueron asesinados en las instalaciones de su banco de sangre, instalado sin permiso bajo el nombre de "Centro de Transfusión Veterinario". 

En España no existen los bancos públicos sanguíneos como sí ocurre con las personas, por lo cual la gestión está en manos de empresas privadas que recolectan fluidos y los venden a clínicas veterinarias para cirugías y otras intervenciones.

La denuncia fue presentada por el empleado de incineradora del pueblo de Yuncos. Según publicó El País, el hombre reveló que cada 15 días una persona llegaba con decenas de perros muertos en bolsas de basura para quemar. De inmediato saltaron las alarmas y la Fiscalía comenzó una investigación que, a priori, apunta a que las muertes ocurrían en una finca en Madrid.

De acuerdo a la investigación preliminar, que todavía tiene varios interrogantes por resolver, se cree que el falso veterinario "extrajo sangre de animales enfermos y el número exacto de ejemplares que pudieron morir así", aunque estiman que serían no menos de 500.

Hasta ahora, se probó que entre abril y mayo de este año, murieron "drenados" unos 60 animales, sobre todo perros y gatos. Los más "codiciados" eran los galgos, por la utilidad de su sangre, según explican, y porque muchos dueños después de la temporada de casa los abandonan.

La dramática historia tiene un capítulo aún más perturbador: muchos de los animales llegaban a la finca del principal acusado justamente porque eran abandonados por sus propietarios o por asociaciones que necesitaban un lugar temporal donde dejarlos. "Era muy conocido, para algunos era una especie de protectora", afirmaron desde la Guardia Civil.

Ahora, buscan dilucidar si además del "veterinario vampiro" hubo otras personas involucradas y también determinar cómo obtenía los medicamentos para dormir a los animales y luego "desangrarlos". Pero además, cómo pudo trabajar durante casi 20 años sin que saliera a la luz el escabroso y macabro hallazgo. 

En su sitio web destacaba que su empresa disponía "permanentemente en stock hemocomponentes de perro, gato y conejo y si hiciera falta disponemos de la posibilidad de donantes de caballo".

Además, en su web figuraba el listado de clínicas veterinarias a las que les vendió sangre de animales. El falso veterinario se negó a declarar ante la Justicia y evitó declaraciones a los medios de comunicación.

Necropsias, la clave en el caso de "veterinario vampiro"

Luego de la denuncia del empleado del crematorio de animales, la Guardia Civil obtuvo varios cadáveres de animales vinculados al "veterinario vampiro" y los sometieron a necropsias que revelaron que los animales murieron, en todos los casos, producto deun "shock hipovolémico", es decir, una "pérdida excesiva de sangre".

Por eso, la sospecha es que en la finca de las afueras de Madrid les colocaban a las mascotas una aguja directamente al corazón para extraer el mayor volumen de sangre en el menor tiempo posible. "Si eso es así, es una barbaridad, lo normal es utilizar la yugular o las patas y sacar pequeñas cantidades cada dos o tres meses", explicaron expertos.

Alarma entre veterinarios de Madrid

La detención del empresario provocó una gran conmoción entre veterinarios de Madrid. De hecho, el Colegio de Veterinarios de esa ciudad española advirtió que nunca tuvieron vínculo con el investigado y que nunca habían registrado denuncias.

Por un lado, desde la organización lo acusaron de ejercer la práctica veterinaria sin título, y también quiere que se investigue si se violaron las normas de bienestar animal.

Los animales rescatados por la Guardia Civil fueron derivados a organizaciones protectoras y asociaciones. Según reportaron, muchos lograron sobrevivir, aunque en otros casos murieron o están en estado crítico.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo