2 de julio de 2022

General Alvear 12/08/2021

Los dulces de Manuelita Rosas

Por Lis Solé

Regalar bombones es un placer y nada supera el gusto de recibir chocolates de regalo. No hay peros ni malas caras jamás. El chocolate alivia la tristeza y con frío, calor, sol o lluvia, solo o acompañado la taza de café batido con chocolates para levanta el peor de los ánimos.

Y más aún cuando vienen de regalo y en un hermoso estuche de madera con llave forrado de encaje dorado bordado con flores de lis y herrajes de bronce. De más está decir que las cajas de bombones siempre fueron el agasajo obligado de cualquier enamorado a la mujer de sus sueños, el regalo tradicional para quedar bien y despertar sonrisas.

Si bien se conocen diferentes marcas de chocolates, la fábrica Noel fue la primera en Argentina, fundada en 1847. Los dulces y confituras venían en preciosas cajas de madera o cartón y la de los Chocolates Noel, tan antiguas, llamaban la atención por las tapas con figuras de hermosas señoritas.  

Cuando se fundó la fábrica eran épocas de Juan Manuel de Rosas y ver cajas como esa y pensar en una hermosa fiesta de largos vestidos y peinetones en la casa del Restaurador y ofrecidos por su hija, la mismísima Manuelita, es sólo un paso.

LOS BOMBONES DE MANUELITA ROSAS

Cuando el vasco Noel anunció la apertura de la fábrica de confituras "El Sol", en 1847, Rosas ya había construido su caserón en el actual barrio de Palermo. La casa era baja, con corredores donde había sillones para los visitantes. En el salón comedor Manuelita organizaba sus tertulias y bailes a los que asistían la "clase decente" que incluía a los jefes militares, funcionarios, hacendados, comerciantes, sacerdotes y profesionales.

Allí era, según registros históricos, donde Manuelita ofrecía las dulzuras de la fábrica "El Sol" que, a partir del fallecimiento de Carlos Noel en 1865 y bajo la administración de su hijo Benito, comenzó a usar el apellido de la familia. La fábrica fue un éxito que alcanzó una producción de 40 toneladas de dulce de membrillo en 1910, gusto que se impuso en el pueblo argentino.

RIQUÍSIMOS CHOCOLATES AEREADOS "AERO"... 

Noel participaba en exposiciones internacionales y obtuvo la primera Medalla de Oro en 1882 -que no fue la única-, y además, recibió premios en Estados Unidos y París. A los dulces y confites se le agregaron caramelos, chocolates, bombones, galletitas y con la planta en Mendoza, produce alimentos envasados, mermeladas, verduras enlatadas y pulpas concentradas de tomate que se exportaron a todo el mundo.

¿¡Quién no recuerda los chocolates Aero, las barras de chocolate familiar, las cajas de rufas y los bombones Noel!? Noel fue la fábrica de chocolate más grande de la historia argentina y finalmente, después de casi 150 años, en 1994, la fábrica cerró sus puertas cuando fue comprada por Arcor. El barrio, después de casi 150 años, dejó de sentir el rico aroma del chocolate y de las galletitas horneadas que se sentía en sus calles.

La estrella de Noel presente en sus logos, y quizás refiriéndose a los buenos augurios de la estrella de Navidad, dejó de visitar los hogares argentinos.

La medalla del Centenario 1847-1947 de Noel dice: "Sociedad Argentina de dulces y conservas. Noel y Cia. Lda.", leyenda que rodea la hermosa fábrica con su chimenea humeante y que aún sigue en pie en el barrio de La Boca. En el reverso se leen los nombres de la familia rodeados de laureles: "Carlos Noel, Benito Noel, Carlos M. Noel y Martín C. Noel".

DESPERTAR RECUERDOS DORMIDOS, CONSERVAR OBJETOS HISTÓRICOS...

Increíble los recuerdos que pueden despertar un objeto aunque parezca casi nada. Sólo es una caja pero al verla, se vienen a la mente las hileras de bombones ordenados prolijamente en papeles de seda, las idas hasta el kiosco para comprar un "Aero" con su relleno de chocolate blanco o los pequeños chocolatines de Noel envueltos en papelitos brillantes, o las deliciosas tardes donde se rallaba el chocolate a puro cuchillo para obtener el premio de algún pedacito antes de que fuera a parar a la olla.

Tardes de amigos, cumpleaños de la familia, celebraciones y fiestas patrias, reconciliaciones de mano de un rico chocolate, la deferencia de una caja de bombones y un ramo de flores. 

Días de chocolate caliente, buen gusto y fragancias deliciosas.

Imágenes:

- Medalla del Centenario de NOEL (1847-1947). Gentileza de Gregorio Palomeque.

- Detalle de la caja de bombones NOEL de 1930. "Bombones surtidos de Calidad Especial" de la Producción 1930 y con un peso de 1.830 gramos. Propiedad Lis Solé.

- Publicidades de chocolates Noel (una con Dante Gramaz).

- Frente de la fábrica Noel en La Boca, Buenos Aires.

- Tertulia en Buenos Aires. Pintura de Prilidiano Pueyrredón.

FUENTES:

- Noel, una familia vasca que dejó su huella en Argentina. Revista Más Industrias. Buenos Aires. 2020.

- Todo argentina.net. 2° Gobernación de Rosas. 

- Buenos Aires Desconocida. Página de Facebook.


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo