19 de agosto de 2022

Internacionales 30/07/2022

Rescatan a una familia secuestrada durante 17 años en Río por su propio padre

Horror en Río de Janeiro

Un hombre mantuvo a su mujer y a sus hijos encerrados los últimos 17 en su casa de Río de Janeiro. "Tenés que quedarte conmigo hasta el final, sólo saldrás de aquí muerta", narró la mujer a la policía sobre las amenazas de su esposo, que no le permitía trabajar ni que los jóvenes estudiaran. El hombre deberá responder por los delitos de secuestro, tortura, malos tratos y agresiones.

Los hijos fueron liberados del cautiverio el jueves por la policía de Rio de Janeiro que llegaron hasta la residencia, ubicada en el barrio Guaratiba, en la zona oeste de Rio, alertados por una denuncia anónima. "Los jóvenes, que serían hijos de la mujer y del sospechoso de mantenerlos en cautiverio, estaban atados, sucios y desnutridos", dijo la Policía Militar de la ciudad en un comunicado.

Luis Antonio Santos Silva, presunto captor, era apodado "DJ" en el barrio porque ponía la música a todo volumen para tapar así los gritos de sus familiares y los maltratos que ejercía. Los vecinos comentaron que dos años atrás habían denunciado al padre de familia, pero que no había sucedido nada hasta este momento.

El calvario duró casi dos décadas, en donde los integrantes de la familia no solo eran víctimas de maltrato físico y psicológico sino que además llegaban a pasar días enteros sin comer por lo que los hijos, a pesar de ser mayores de edad, tenían apariencia de niños, según se observó en imágenes publicadas en medios brasileños.

"Vimos el estado en que salieron los dos jóvenes y creo que no hubieran sobrevivido una semana más", dijo Marizete Dias, una habitante de Guaratiba a medios locales. Además contó que llegó a hablar con la madre, que fue pareja durante 23 años del secuestrador, en la ambulancia tras ser rescatada y aseguró por lo que pudo observar que "ni podía hablar, ni expresarse, por la debilidad".

La historia recuerda a la de Josef Fritzl, el "monstruo de Austria", que tuvo a su hija encerrada en el sótano de su casa por más de 24 años. La mujer no solo sufrió abusos sexuales y violencia, sino que además producto de las violaciones tuvo siete hijos, algunos de ellos criados por su padre en la parte de arriba de la casa de forma "normal".

En noviembre del año pasado también condenaron a una pareja en Estados Unidos por torturar a sus 13 hijos, a quienes tenían encerrados y encadenados. Las autoridades lograron rescatarlos luego de que Jordan Turpin, una de las hermanas, que en ese entonces tenía 17 años, consiguiera escapar por una ventana para decirle a la policía que sus hermanos estaban siendo abusados y vivían en condiciones de completa suciedad. Los niños no habían visitado nunca a un médico o un dentista. Por la falta de contacto con el exterior, ni siquiera sabían qué era la policía.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo