30 de enero de 2023

Internacionales 08/12/2022

Uruguay: denuncian una particular modalidad de robo a turistas argentinos que llegan en Buquebus

Ocurre a pocas cuadras del puerto de Montevideo

Ocurre a pocas cuadras del puerto de Montevideo; autoridades consulares de la Argentina alertaron sobre un "modus operandi que va en crecimiento"; el gobierno uruguayo dice que se trata de hechos aislados

"Bajé del Buquebus de Montevideo con mi camioneta, manejé 10 minutos por la Rambla y el auto me marcaba que un neumático estaba bajo. A los pocos minutos ya estaba en llanta, entonces puse balizas para frenar, pero una camioneta se me cruzó y me dijo que no me detuviera porque me habían cortado la goma y había dos motos esperándome para robarme", dijo a LA NACION Graciela, una argentina que conducía desde Buenos Aires hacia Punta del Este.

El incidente se produjo a las 11 de la mañana de un lunes de noviembre, después de la llegada del buque al puerto de Montevideo. Graciela, con una amiga de acompañante y el auto cargado como todo turista, solo circuló una veintena de cuadras por la costanera hasta que tuvo que parar. Cuando siguieron de largo, en vez de ir por el camino donde estaban los delincuentes, vieron a cuatro hombres detenidos en el camino con dos motos.

Para resolverlo, las dos amigas buscaron una gomería cercana a la zona del intento de robo y compraron un neumático nuevo. "El de la gomería me dijo que es bastante común, que acá está muy peligroso a la salida del puerto", contó, que no hizo la denuncia porque quería llegar a destino y empezar sus vacaciones.

Este caso no es aislado y, en la mayoría de los asaltos, los turistas solo denuncian si les roban documentación importante que les impide regresar a la Argentina. En esas situaciones, suele intervenir el consulado para asistir a los damnificados. De acuerdo con varios testimonios, se trata de un modus operandi conocido: los delincuentes esperan a los viajeros que llegan cargados con equipaje y dinero en efectivo para asaltarlos con el mecanismo de la rueda pinchada.

En diálogo con este medio, representantes de Buquebus se mostraron "altamente preocupados" por esta modalidad de robos que vienen registrando hace años. "Hicimos planteos sucesivos a las autoridades sobre el tema que es de larga data", indicaron.

Según pudo saber LA NACION por fuentes cercanas a autoridades consulares en Uruguay, se acumulan varios reclamos por pedidos de emisión de documentos de emergencia producto de los robos. "Estamos en conocimiento de un modus operandi que fue creciendo", advirtieron.

De acuerdo a la reconstrucción de este medio, las autoridades argentinas en Uruguay elevaron una alerta a la Policía de Montevideo por la serie de robos. "Hubo buena receptividad", aseguró una fuente cercana al encuentro. "Se suele ver un incremento estival porque es mayor el flujo de argentinos", evaluó.

El modus operandi particular se percibió porque se da mayoritariamente a pocos kilómetros de la salida del Puerto de Montevideo, en Ciudad Vieja. Allí atraca el barco papa Francisco, de Buquebus, que puede trasladar hasta 135 autos. Cuando los conductores salen en dirección al centro de la ciudad o hacia la ruta Interbalnearia que conduce a Punta del Este son abordados.

Los delincuentes conocen los horarios de llegada de pasajeros. Si bien hay más robos en el arribo de las 19.30 por la oscuridad, también se registraron asaltos en los viajeros del buque matutino. Según reconstruyó este medio, las mujeres solas y las personas mayores son los objetivos más frecuentes.

"En los semáforos, cuando los autos están detenidos, un hombre le tajea las gomas y luego finge acercarse a ayudar a la víctima", narró Héctor Daniel Pájaro Montero, el dueño de la gomería Il Mudo Qui Parla, en pleno centro de Montevideo.

Después de algunos reclamos de empresarios del rubro turístico, las autoridades sumaron un patrullero de la policía en el Puerto de Montevideo. Pero dicen que no es suficiente, ya que los robos no se producen allí, sino cuando los viajeros se alejan de la zona.

En diálogo con LA NACION, Montero precisó que después de que el delincuente pincha las gomas del vehículo, a pocos metros lo espera un cómplice en moto. La dupla procede así a asaltar a las víctimas que, según identificó, son en su mayoría turistas.

"Recibo una víctima día por medio", aseguró el dueño de la gomería, quien identificó un radio de unos siete kilómetros del Puerto de Montevideo para los asaltos. "Los ataques se dan en Ciudad Vieja, en el barrio Palermo, en el Boulevard Artigas y en la Rambla Williman", sostuvo, al tiempo que aseveró que "los ladrones son siempre los mismos y circulan sin patente ni casco".

Respuesta de autoridades en Uruguay

Al ser consultados, autoridades nacionales del Ministerio del Interior del Uruguay desestimaron una modalidad de robo en particular. "La policía actúa bajo denuncias, si no, es como si nada hubiera ocurrido. Poco se puede hacer así para identificar el hecho", apuntaron.

Puntualmente, al ser consultados por el incidente que protagonizó Graciela, el Gobierno uruguayo lo vinculó a una serie de hechos del pasado mes de noviembre con las mismas características. "La Jefatura de Policía de Montevideo realizó una investigación en procura de aclarar cinco hurtos a turistas", informaron.

En este contexto, la última semana realizaron tres allanamientos que derivaron en el hallazgo de un botín que incluyó dólares, pesos argentinos, pasaportes argentinos y otros elementos. "Los responsables fueron detenidos y condenados los responsables, que hoy se encuentran presos", señalaron.

Semanas atrás, acompañados por autoridades del Ministerio de Turismo, el titular de la cartera del Interior, Luis Alberto Heber, presentó el operativo "Cruceros 2022-2023? por el que se busca dar seguridad y atención a los turistas que visitan Uruguay durante el verano.

Richard Cabral, jefe del Estado Mayor de la Policía Nacional, informó que de acuerdo a la característica de la Ciudad Vieja -ubicada a la salida del Puerto de Montevideo, donde los turistas abandonan la terminal de Buquebus- los efectivos se despliegan en motos para tener una mayor movilidad y agilidad en los desplazamientos.

El plan de cobertura de seguridad supone también el apoyo de video vigilancia de un Centro de Comando Unificado Descentralizado, con un canal específico para la comunicación directa con los equipos motorizados.

"Nosotros tenemos que estar preparados para poder darle la tranquilidad y la seguridad que los turistas necesitan", indicaron autoridades, y reforzaron: "La seguridad es parte del turismo y para nosotros seguridad significa empleo".

Las medidas de seguridad se verán reforzadas por el operativo "Verano azul", que se despliega desde Colonia a Rocha.

Bárbara Epsztein

Domitila Dellacha

La Nación

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo