20 de mayo de 2022

Internacionales 17/04/2022

Alavés ganó 1 a 0, respira y sueña con la salvación

Derrotó a Rayo Vallecano

Alavés venció por 1-0 a Rayo Vallecano como local, en un partido de la jornada 32 de la Liga de España. El gol fue marcado por Joselu, a los 64 minutos. El saladillense Nahuel Tenaglia recuperado, jugó todo el partido.

El Alavés rompió una racha de siete partidos y 62 días sin ganar gracias a su victoria ante el Rayo Vallecano en Mendizorroza. Buena culpa de ella la tuvo Joselu, quien llevaba el mismo tiempo sin anotar y logró desquitarse con un golazo marca de la casa que permite a los babazorros sumar tres puntos que les acerca al sueño de la permanencia.

El miedo a vivir en el alambre hace jugar de puntillas y así todo es más complicado. Saltó mejor al verde el Rayo Vallecano, que embotelló a los locales en su propio campo hasta tal punto de gozar de cinco saques de esquina en los primeros cinco minutos. De uno de ellos llegó la primera ocasión de gol, un lanzamiento desde la frontal de Fran García que Maras no logró rematar por centímetros en el borde del área pequeña. Otro lanzamiento desde la frontal del lateral franjirrojo fue respondido con un manotazo de Pacheco, que evitó que el misil se acabara alojando en su portería.

REACCIÓN EN LA SEGUNDA PARTE

Poco a poco se fue quitando la presión de encima el Alavés, más por chispazos individuales que por un plan de juego elaborado. Un carrerón de Luis Rioja, un pase al hueco de Jason. Las ocasiones más claras del primer acto llegaron en los últimos minutos y con ambos guardametas como protagonistas. Pacheco sacó un disparo a bocajarro a Sergi Guardiola y Dimitrievski se lució a mano cambiada ante un voleón de Joselu. Con tensión y algún encontronazo, los protagonistas se fueron al vestuario buscando un Plan B.

El Alavés salió más enchufado en la segunda parte y no tardó en hacerse notar. Joselu avisó con un disparo al palo tras un centro lateral de Edgar y consiguió anotar en el minuto 64 con un zurdazo ajustado al palo que se coló en la jaula. Decimotercer tanto del curso para el de Stuttgart, que puso fin a una racha de siete partidos sin anotar.

A partir de ahí fue el Rayo quien buscó la igualada. Lo hizo con más intención que acierto, pues no llegaron a probar a Pacheco. Pidieron penalti por un disparo que tropezó en el brazo de Laguardia y por el que el VAR no llegó a intervenir y acabó con un hombre menos por expulsión con roja directa de Balliu tras un pisotón sobre Duarte. El duelo se consumió con el público de Mendizorroza festejando en las gradas. Quedan seis finales por delante y la permanencia es el objetivo.

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo