1 de diciembre de 2022

Nacionales 14/06/2022

Una niña se atragantó con comida y fue salvada con la maniobra de Heimlich

En el microcentro porteño

Qué es y cómo se aplica

El procedimiento forma parte de los primeros auxilios ante una persona que está atragantada y que ya no puede respirar con normalidad

La vida de una niña de 11 años pendía de un hilo. Se había atragantado con la comida y la desesperación entre sus allegados y los presentes era inconmensurable. Pero llegaron efectivos policiales y uno de ellos le aplicó la maniobra de Heimlich: la adolescente volvió en sí y pudo respirar con normalidad.

El hecho sucedió el jueves pasado, por la tarde, en una cafetería del microcentro porteño ubicada en Diagonal Norte al 1100. La filmación de una cámara callejera registró el momento en que, aterrado y nervioso, un hombre se agarraba la cabeza en la puerta del local. Parecía pedir ayuda, pero la gente a su alrededor no entendía qué hacer. Dentro del bar, había una niña de 11 años inconsciente. Se había atragantado con comida; minutos antes había estado ingiriendo milanesas con papas fritas junto a su padre. Justo en ese momento, al menos tres policías que realizaban un recorrido de prevención se acercaron corriendo al lugar alertados por transeúntes. Mientras se aguardaba la llegada de una ambulancia del SAME, que estaba demorada por los inconvenientes en el tránsito que había debido a las marchas, uno de los policías procedió a efectuarle la maniobra de Heimlich a la menor, que fue retirada del local hacia la vereda para lograr una mayor ventilación de las vías aéreas.

Gracias a ese procedimiento, la niña volvió a respirar por sus propios medios, indicaron las fuentes consultadas por LA NACION, y logró recuperarse. Para control, la menor fue derivada al Hospital Alemán ya recuperada de la convulsión.

Maniobra de Heimlich: de qué se trata y cómo se aplica

Cuando a una persona se le queda atorado en la garganta un alimento u objeto, algo que puede pasar a cualquier edad, el oxígeno queda impedido de llegar a los pulmones. Ante una situación así, es importante proceder de inmediato para evitar que la víctima se asfixie. Y la maniobra de Heimlich es el método de primeros auxilios más eficiente para contrarrestar esta situación.

EL PASO A PASO DE LA MANIOBRA:

Abrazá a la persona por la espalda y por debajo de sus brazos.

Poné una de tus manos en puño cerrado cuatro dedos encima de su ombligo, en la línea media del estómago.

Coloca tu otra mano sobre el puño.

Reclina tu cuerpo un poco hacia delante.

Hacé presión sobre el abdomen en sentido hacia atrás y arriba.

Continuá la maniobra hasta que salga el objeto que obstruye.

LA NACION


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo