22 de febrero de 2024

Editorial 04/04/2013

PANORAMA | Culpables |

Lamentablemente, una vez más, la tragedia sacude y conmueve. Lamentablemente, una vez más, palabras y gestos apresurados demuestran que muchos dirigentes, funcionarios, periodistas y una buena cantidad de comentadores de la realidad, están lejos de las necesidades de la gente. Como otras veces, lejos de la realidad.

Lamentablemente, para varios, alguien inventó el “twitter” y hay quienes piensan que es la panacea, es lo máximo para expresarse rápidamente, cuando mantener la boca cerrada y el cerebro ágil es lo conveniente. Luis D’Elía; Gustavo Marangoni; Edgardo Alfano; Marcelo Bonelli; Pablo Bruera; gran parte del panel de 6,7,8 y el ministro Julio De Vido, por citar sólo algunos ejemplos de quienes quedaron absolutamente desubicados ante el drama que nos sacude.
La rápida búsqueda de culpables, desde aquí hasta allá, encuentra fácilmente “blancos” para descargar, verdades que se vuelven relativas, la ira, la mendacidad, la mentira, el insulto fácil, la diatriba y, por sobre todo, el desconocimiento.
Muchos se han convertido en ingenieros en 48 horas y se los escucha planificando grandes obras como si ello fuera factible antes que el acompañamiento, la solidaridad y la mínima comprensión de una situación que ha superado cualquier previsión, como tantas veces ha ocurrido en Francia, Dinamarca, Suecia, Noruega, Alemania, Estados Unidos y Japón, para citar algunos países súper desarrollados y con funcionarios y dirigentes experimentados en la lucha constante contra el líquido elemento. Lo que no es una justificación sino un aporte para tratar de entender lo que la naturaleza nos responde día tras día.
Entonces, Carlos Gorosito, Daniel Scioli, Mauricio Macri y Cristina Fernández, encabezan las posiciones.
En el orden local, hay que decir que la situación no fue peor que en otras oportunidades. Calles anegadas y el agua que ingresó a algunas viviendas por el piso o por el techo, por las canaletas llenas de hojas de este otoño que descarga sus iras, aliado con la naturaleza, justificadamente, si se observa el maltrato de que son objeto.
Quede claro que quienes ocupan diversos estamentos del Estado tienen responsabilidades. Desde arriba hacia abajo. Las concretas promesas de obras, aún no realizadas, por ejemplo, en la ciudad de Buenos Aires, son graves. En la provincia de Buenos Aires, también. Sin distingos. Hechos concretos y palpables hasta en nuestras cercanías.
¿Pero es éste el momento de canalizar odios y remarcar culpas? Cuando hay miles de personas que sufren, que velan a sus víctimas y tantas otras a las que el agua les llevó casi todo, lo material, lo afectivo, lo personal y en muchos casos a sus seres queridos. ¿Cuando aún se busca a los desaparecidos en cercanías de La Plata?
Por favor, cuán chiquitos son algunos dirigentes; algunos comunicadores y tantos otros que destilan odio… y mienten.
Qué falta de respeto a millones de argentinos que hoy están entregando lo que pueden a favor de las víctimas de esta tragedia.
Firmado por un tal “Vecino” (y cobarde, agrego) nos llega este comentario vinculado a los sucesos de las últimas horas. Expresa textualmente: “García ¿qué hace usted tan kirchnerista a muerte publicando noticias de Clarín? Mientras se sigue gastando plata en fútbol para todos, automovilismo para todos, planes sociales y otras yerbas la gente sigue muriendo. ¿Este es el modelo que usted tanto defiende no? Veamos si publica este comentario, o por lo menos lo lee usted y espero que no se le caiga la cara de vergüenza”.
Comentario propio de alguien que no entiende nada o está mirando otro canal. Sin argumentos. Como muchos otros, utiliza la palabra “kirchnerista” como insulto, como despiadada acusación. No se sabe de qué habla o sobre qué quiere expresarse. Este medio como otros utiliza diversas fuentes y fotografías. ¿Por qué no de Clarín? Cuál es el problema. Esta nota editorial también está ilustrada con una fotografía del diario Clarín. Muy buena fotografía que vale mucho más que cualquier cantidad de palabras. Y que nos muestra lo que le falta a este ‘Vecino’, escaso de ideas, como muchos otros comentaristas de éste y otros medios o foros, verdaderos desquiciados.
Algún grado de comprensión, la solidaridad, la entrega desinteresada, el dar hasta la vida por los demás. El resto es muy chiquito, “Vecino”. El agua y la muerte no distinguen entre sciolistas, macristas, cristinistas, peronistas o radicales.
Por favor. Y ni el fútbol ni el automovilismo tienen que ver con estas muertes.
Si le quedan dudas a Usted y a otros, utilice internet ya que, al parecer, lo viene haciendo para expresarse cobardemente. Utilice esta herramienta, ingrese en Google y verifique inundaciones, tragedias y muertes de características similares en otros países del Globo cuyos modelos de gobierno no son “kirchneristas”.
Ninguna ciudad en el mundo (mucho menos las costeras sobre mares, ríos o arroyos) resiste 200, 300 o 400 milímetros de lluvia en escasas horas. Ninguna.
Después se puede discutir sobre las falencias, las fallas y las obras no realizadas, algo que no es patrimonio de uno sino de todos quienes nos gobernaron a lo largo de los tiempos, algunos con mayores responsabilidades que otros.
Y no es cuestión de salvar a nadie. Se tienen que hacer cargo de lo sucedido. Y tratar de devolverle a la gente lo que pueda ser devuelto. En subsidios, en exención de impuestos y contribuciones o lo que sea. Pero rápido.
Hay que dejar las imbecilidades de lado de una vez.
La política no puede ser tan manoseada. Es algo grande cuando se la coloca al servicio de la gente. Por favor. Hoy hay más muertos que se suman a tantos otros.
Ameritan detenerse unos instantes para buscar rápidas soluciones y no rápidos culpables, fácilmente llamados Gorosito, Macri, Scioli o Cristina o como quieran llamarlos. Dejen de acusarse entre sí. Por favor, déjense de joder.
Alberto Víctor García

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo