19 de junio de 2024

Editorial 12/08/2013

PANORAMA | Ganar y no saber perder

Y se cumplió el cronograma. Pasaron las PASO. Quedan por realizar análisis para todos los gustos. Los resultados obligan, claro, a hacer cálculos. Unos suman de acuerdo a su conveniencia y otros son más realistas.

El primer estudio dice que el conjunto de la sociedad saladillense eligió hombres o mujeres y no estructuras. Así, expresó que el doctor Jorge Lenzi fue el mejor de los candidatos. Luego cabe definir los resultados que no serán lineales en el mes de octubre.
En ese sentido, hay muchos votos que han quedado huérfanos. Son más de 5.600 votos sumados los obtenidos por la Lista 1 del Frente Renovador con el doctor Félix Crognale y la importante cantidad de votos en blanco. Esos votos, ¿qué destino tendrán el 27 de octubre?
Con seguridad, algunos persistirán sin elegir candidato alguno y la mayoría engrosará la cuenta de los otros tres, mayoritarios ayer. Y allí, entonces, está planteada la “pelea”.
La Unión Cívica Radical perdió la elección y el Intendente minimizó absolutamente el resultado sin explicar, entonces, para qué tanto esfuerzo denodado y tanta publicidad discrecional y discriminando a algunos medios de comunicación, encabezando la campaña electoral, presionando a docentes y trabajadores de los Jardines maternales (y otras áreas), transmitiendo el mensaje de la obligación de votarlo a través de algunos funcionarios, para qué tanto gasto vinculado y mezclado en ocasión del Sesquicentenario. ¿Para qué mostrar tanto la gestión si ello no estaba, para nada, en juego a la hora del conteo?
Si este resultado no tiene importancia, hay algo que no cierra en los conceptos vertidos previamente por el Jefe Comunal y todos aquellos que tuvieron un micrófono a disposición.
¿Costaba mucho reconocer el triunfo de Jorge Lenzi? ¿Felicitarlo en esta ocasión?
En definitiva, reconocer que la gente eligió candidatos y el más votado, ayer, fue el precandidato del Frente para la Victoria.
Los números son claros. De 4 precandidatos hubo un ganador en la elección general. Y hubo una organización política, el Frente Renovador, que sumó dos precandidatos y de esa suma se desprende que también ganó con claridad a nivel local, seccional y provincial. Fueron, aproximadamente, 7.500 votos los que se repartieron entre Enrique Wallace y Félix Crognale. Y hay un ganador, otro más que emerge: Enrique Wallace.
Así hecho el análisis hubo dos ganadores y dos perdedores en estas PASO. Con alguna diferencia: el doctor Félix Crognale reconoció su derrota.
Vienen entonces los cálculos basados en la matemática y en la ideología. Allí, el voto del centro derecha obtiene clara ventaja.
Y en el balance, no hubo excesos en los festejos ni en las declaraciones posteriores. Con mucha lógica, el “kirchnerismo” se toma un tiempo para alegrarse justificadamente en el plano local. Ya habrá un tiempo para preocuparse por acrecentar sus votos, analizar el panorama seccional y el escenario provincial, con cales y arenas.
En definitiva, ha cambiado el escenario político bonaerense con la irrupción de Sergio Massa, claro ganador en la provincia de Buenos Aires. Octubre y el año 2015 ya están sobre la mesa de discusión.
En el orden local, el Frente para la Victoria, la Unión Cívica Radical y el Frente Renovador cuentan con chances, ya se escribió, para llevarse la victoria en el mes de octubre. Como quedó dicho hace un tiempo en este espacio, cada una de las listas, tiene asegurados dos concejales. Y el resultado final está abierto y peleado. Hay dos concejales en juego de los ocho que asumirán el 10 de diciembre próximo. Y las mayores chances juegan para un 3-3-2 con el especial condimento de que si la Unión Cívica Radical queda en el tercer lugar perdería la mayoría en el Concejo Deliberante, un ingrediente que le agrega picante al final abierto. En 2011 no había dudas después de las PASO. La Unión Cívica Radical era la fuerza que renovaría el mandato de Carlos Gorosito. En 2013 no hay pálpito certero. De ello dan cuenta las declaraciones públicas y privadas dentro del oficialismo, más que molesto por el resultado, con caras largas y un simulado rostro neutro a la hora en que las cámaras enfocaban un ámbito de escasa felicidad. No hay un hábito ni una costumbre de perder elecciones en la UCR local.
Para aquellos amantes de las fábulas futboleras los partidos se ganan, se empatan o se pierden.
Dejar la soberbia de lado y saber perder, son dos consejos sanos para el oficialismo local y para todos.
Porque hay actores no enunciados en este comentarios y su actuación en la previa de estas PASO amerita también, un análisis menos caliente. Son los tres diputados provinciales Walter Abarca, Alejandro Armendáriz, Ricardo Lissalde y el presidente del FOGABA, Patricio López Mancinelli. No se los podrá obviar.
En el final, se hace muy cierto aquello de que no hay que contar los pollitos antes de que nazcan. Pero hay un par de pollitos que nacieron ayer. En octubre van a estar a punto. Hay que contarlos, entonces. Si no, algunos nos querrán hacer creer que perder es lo mismo que ganar…

Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo