17 de mayo de 2021

Editorial 30/04/2021

Se fue Carlos, el "profe", el Director, el periodista...

Una dolorosa despedida

Una de tantas docentes lo define de manera anónima porque son muchas y muchos los que deben coincidir en la significación de la vida de Carlos, en su recorrida, en sus vivencias.

"Carlos fue uno de esos directores que me marcó en cuanto a lo humano, la sensibilidad y sencillez. Primero estaba la palabra, el ¿Qué te pasa? ¿Por qué estás así? Así le preguntaba a las y los pibes y pibas cuando había un problema. El razonaba que para enseñar primero había que entender el contexto de esos chicos y chicas. Siempre un compañerazo, trabajaba a la par, era uno más. Siempre predispuesto. Y si algo lo hacía sentir orgulloso era esa profesión, el periodismo y el haber logrado que su Escuela, la Secundaria 3, tuviera orientación en Comunicación".

Es que el periodismo lo apasionaba. Era el colega que dejó también su escrito del 7 de junio de 2020 que acompañó, en redes sociales, con algunas de las imágenes que se publican en esta nota:

"Hace algunos años, tuve la suerte de desarrollar el periodismo y la locución en forma amateur. Varios años en Radio LVA junto a Jorge Krupitzky, haciendo distintos programas (Informativos y de deportes de aventura); y algún tiempo en Canal 5 con un programa de pesca y vida en la naturaleza. Fue una gran experiencia conocer gente, visitar lugares, charlar y entrevistar a muchas personas del orden local y nacional. También, algo de locución, con compañeras de trabajo, en distintos eventos. Y terminar mi trayectoria docente siendo el Director de la EES 3, con orientación en Comunicación. Muy feliz día del Periodista."

Entre el periodismo y la docencia, sus clases de matemática, su pasión por las fotos y el deporte, fue nutriéndose de conocimientos. Siempre había algún mensaje acorde a alguna fecha, a algún aniversario.

Las más difíciles despedidas se han producido, sin dudas, en los últimos meses, en todo el mundo. Despedida, sin contacto, sin palabras, sin abrazos, sin manos tendidas, sin consuelo, con situaciones inenarrables que escapan a la imaginación más frondosa.

Y el dolor y la angustia sumados a la incomprensión absoluta y a miles de preguntas sin respuestas.

No hay ni habrá palabras de consuelo para quienes son familiares, amigos y amigas de Carlos. Cuando nos arrancan a un ser querido de nuestro lado de la manera más cruel.

Pero lo que debe haber es empatía y solidaridad para quienes hoy sufren estas pérdidas. La muerte es algo natural e inherente a la vida.

Hoy se vuelve antinatural y parece, para muchos, parte del paisaje diario.

Los informes, la cantidad de contagios y también de fallecimientos. Quizás los y las familiares de Carlos y de tantos otros y otras nos puedan servir para potenciar los cuidados y la prevención. Para saber que el amor debe superar al odio y que estos acontecimientos son reales y suceden a nuestro lado.

A Sofía y Nahuel y a toda la familia de Carlos Gómez y a todas las familias que han sufrido una pérdida, nuestro respeto.

Serán en este caso, los mejores recuerdos, anécdotas, fotos y escritos, los que comenzarán a curar heridas, tratando de llenar ese espacio insondable que la muerte, despiadada, provoca.

Alberto Víctor García


Copyright © 2015 | La Síntesis - El primer diario digital de Saladillo